8 propuestas para reducir el costo de viviendas en El Salvador

Un grupo de expertos y arquitectos elaboró recientemente un estudio sobre las viviendas y que sean accesibles para la población salvadoreña.
viviendas
Casa en El Salvador. Fotografía: El Diario de Hoy.

La Cámara Salvadoreña de Bienes Raíces (CSBR) detalló que los precios de sus propiedades oscilan entre los US$98,000 a US$250,000 en venta, mientras que, los costos de alquiler de las viviendas en el país centroamericano van desde los US$1,000 hasta los US$3,000.

 

Datos. El déficit habitacional en el país es de 3,3M de viviendas, de acuerdo con el dato más reciente de 2007 del Censo de Población y Vivienda de El Salvador.

  • Según la encuesta de Hogares y Propósitos Múltiples de 2021, alrededor del 50% de las familias no son propietarias de sus viviendas y otro 40% de los hogares vive en condiciones de hacinamiento.
  • Muchas de las viviendas que se encuentran en el mercado están siendo adquiridas por salvadoreños en el exterior, que están más interesados en invertir en propiedades, de acuerdo con Gobierno, Invest.
  • No obstante, en el último año, los créditos del país han sido para el sector vivienda. Al cierre de 2023, se otorgó US$2,744M, es decir $91M más que en 2022.

 

Sobre el estudio

 

En perspectiva. Ante este panorama ID Urbe y Regazzoli+RDA elaboró una serie de propuestas para que los costos de viviendas en El Salvador se vuelvan accesibles y se reduzca el déficit habitacional del país centroamericano.

  1. En 2019, el gobierno salvadoreño modificó la estructura que tenía el Viceministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano y el Fondo Nacional de la Vivienda Popular (FONAVIPO). Se han anunciado cambios en algunos requisitos solicitados a la población para acceder a créditos inmobiliarios.
  2. Un ejemplo es el estudio que realizó el Ministerio de Vivienda del Reino Unido para ese país, incrementar la oferta de vivienda en un 1% podría reducir los precios en un 2%.
  3. Así como una propuesta realizada en EE. UU. que encontró que la construcción de 100 nuevas viviendas a precio de mercado provoca que hasta 70 personas abandonen las zonas de estratos media e inferiores.

 

Más viviendas sociales y acceso a crédito

 

Incrementar la producción de vivienda social

Proponen que el Gobierno use tierra pública y fondos públicos para crear más viviendas asequibles. También una combinación con la empresa privada, en la que el Gobierno pone la tierra y las empresas construyen.

Suscríbete a

 

Nueva ley de inquilinato

Los arquitectos plantean la necesidad de modificar la Ley de Inquilinato para darle una mayor protección a los inquilinos ante el aumento desproporcionado de los precios y que se amplíe el tiempo mínimo de contrato a un año para proteger al inquilino de cambios de precios en el corto plazo.

Facilitar acceso a créditos

Se recomienda la creación de una Ley Creación de Leasing Habitacional que permita adquirir una vivienda propia a partir de un contrato de arrendamiento. También plantean una modernización de los criterios para otorgar crédito.

 

Impuestos a terrenos y viviendas ociosas

Se plantea gravar con un impuesto a las viviendas ociosas y destinar estos fondos para financiar programas de vivienda asequible. Esto presionaría a propietarios a poner en el mercado dichas viviendas o permitiría captar fondos para financiar proyectos de vivienda.

 

Observatorio de precios

Crear un sitio web, utilizando sistemas de información geográfica (GIS), que permita recopilar, gestionar y analizar datos, con el objetivo de proveerles a los potenciales compradores o inquilinos información georreferenciada de precios reales, según contrato, de venta y alquiler por zonas.

 

Fomentar y promover el alquiler tradicional

El colectivo propone crear programas de financiamiento e incentivos fiscales para desarrollos inmobiliarios destinados al alquiler tradicional que garanticen precios asequibles para las familias salvadoreñas. Asimismo, plantean incentivar el reciclaje de edificios para alquiler.

Impuesto a las ventas a no residentes

Plantean aplicar un impuesto del 25% a las ventas de viviendas a personas que tengan su residencia fiscal en EE. UU. o fuera del país. Se captan fondos para el desarrollo de proyectos de vivienda social y se estimula la venta en el mercado local al igualarse una oferta por el 75% del valor, a lo obtenido en el mercado externo.

 

Regular plataformas 2P2 como Airbnb

Los propietarios que destinen viviendas al alquiler turístico se registren ante las alcaldías y tramiten una licencia de operación que conlleve el pago de una cuota anual. En residenciales cerradas o en edificios de apartamentos, contar con la aprobación de ¾ partes de los vecinos para poder destinar una propiedad al alquiler turístico.

 

Con información: La Prensa Gráfica

 

Te puede interesar leer:

5 consejos para disfrutar del verano en casa

CA y Caribe: Oportunidades de inversión inmobiliaria en 2024

Latinoamérica: salario mínimo necesario para alquilar una vivienda de clase media

Temas relacionados