Contrato de exclusividad inmobiliaria: ¿cuáles son sus ventajas?

Este tipo de contrato busca dar valor a un inmueble y asegurar un proceso de venta exitoso.
agencia inmobiliaria contrato exclusividad
Un profesional inmobiliario conoce las cláusulas de los contratos inmobiliarios.

Un contrato de exclusividad inmobiliaria puede ofrecer grandes beneficios a quienes buscan vender una propiedad, siempre y cuando lo realicen con profesionales serios y de confianza.

Las agencias inmobiliarias que trabajan con contrato de exclusividad aseguran a sus clientes un servicio más personalizado.

Donde todos los recursos disponibles están dedicados a vender su propiedad en el menor tiempo posible y con los mejores resultados.

Las características de un contrato de exclusividad inmobiliaria

Un contrato de exclusividad busca dar valor a un inmueble y asegurar un proceso de venta exitoso.

Suscríbete a

Este consiste en el acuerdo entre dos partes, el propietario del inmueble y la inmobiliaria, donde el primero cede a la segunda, de forma exclusiva y por un tiempo determinado, los derechos de venta de su propiedad.

Mientras se trate de profesionales responsables con suficiente experiencia y conocimientos del mercado inmobiliario, un contrato de exclusividad es “la mejor forma de vender un inmueble”, según expertos.

¿Por qué? Porque un equipo experto estará totalmente dedicado a la negociación de esa propiedad, con el fin de asegurar una operación de compra/venta legítima y eficiente. Negociación que, además, contempla criteriosamente el valor real del inmueble en el mercado, considerando todas sus características cualitativas.

La exclusividad inmobiliaria compromete al profesional a diseñar una estrategia de promoción y venta personalizada. Así como, también, a invertir el tiempo y los recursos que resulten necesarios para encontrar, en cada caso, al comprador ideal.

¿Qué aspectos están incluidos en un contrato de exclusividad?

Con la confección de un contrato de exclusividad, el propietario y la inmobiliaria se comprometen a una serie de cláusulas explícitamente señaladas.

— Por un lado, como mencionamos, el propietario del inmueble cede los derechos de venta.

Con ello, se compromete a no ofrecer ese mismo inmueble a otra agencia o, de forma privada, a un comprador interesado.

— Por su parte, la inmobiliaria se compromete a promocionar activamente el inmueble en cuestión y propiciar las condiciones para su venta en el menor plazo y al mejor precio. Asume, por lo tanto, la responsabilidad de negociación de esa propiedad.

En este sentido, un contrato de exclusividad inmobiliaria fija las condiciones del vínculo comercial que establecen el vendedor y la agencia.

Pues incluye, además, otros aspectos determinantes, como la comisión que recibirá la inmobiliaria una vez hecha la venta, el plazo de duración del contrato y sus prórrogas, términos y beneficios de la operación de compraventa del inmueble, entre otras obligaciones que asumen cada una de las partes.

¿Cuáles son las ventajas de un contrato de exclusividad?

Hemos esbozado a lo largo de la nota una numerosa variedad de beneficios, ligados al contrato de exclusividad inmobiliaria. No obstante, podemos ahora resumir brevemente algunos puntos centrales o señalar las ventajas más importantes:

— Con un contrato de exclusividad, ambas partes, la inmobiliaria y el propietario, conocen los términos de su acuerdo comercial: términos a los que se han comprometido legalmente y obligaciones específicas por las que asumen la responsabilidad.

— Estrategia de promoción y venta del inmueble personalizada e integral. Como mencionamos, la inmobiliaria se ocupará de llevar adelante acciones concretas de marketing inmobiliario, especialmente pensadas para comunicar el valor del inmueble y llegar al comprador ideal.

— Asesoramiento profesional. Una de las principales ventajas de fijar un contrato de exclusividad es acceder al asesoramiento constante de un equipo profesional especializado, con conocimientos y experiencia en el mercado inmobiliario.

— Facilita la organización y seguimiento de las visitas al inmueble. Se unifica el proceso de coordinación de las visitas a la propiedad con el servicio posterior de atención, logrando así conseguir feedback respecto a estas últimas.

Todo esto proporciona una atención extra al propietario, al entender mejor el perfil de los compradores y el estado actual de su propiedad en el mercado.

El propietario, por lo tanto, estará acompañado en cada etapa del proceso. Además de contar con la garantía de que cada factor que interviene en la venta del inmueble es oportunamente contemplado en pos de los resultados deseados.

Con información de: Belgrano Herald

¡No te vayas! No pierdas la oportunidad de leer:

¿Por qué las tiendas Walmart están cerrando en las grandes ciudades de EE. UU.?

La casa de la película ‘El diablo viste a la moda’ a la venta por US$27 millones

Moody’s eleva a “estables” sus pronósticos sobre el sector inmobiliario chino

Temas relacionados