Nueva York relajará las normas para construir viviendas y bajar precios

Los precios de la vivienda subieron con fuerza en Nueva York luego de la pandemia.
Con las nuevas iniciativas se podrá reducir hasta un 50 % el tiempo necesario para aprobar un proyecto, según la Alcaldía. Foto: Patrick Tomasso/Unsplash

Nueva York anunció un nuevo plan para hacer frente a los altos precios de la vivienda en la ciudad, bajo el que prevé relajar ciertas normas y procedimientos con el fin de facilitar la construcción de más edificios.

La iniciativa de la Alcaldía busca acelerar los desarrollos inmobiliarios reduciendo cargas burocráticas.

Pero también, por ejemplo, busca eximir a proyectos más pequeños de las habituales evaluaciones de impacto ambiental.

«La crisis de vivienda que dura ya décadas requiere políticas que respondan con urgencia y ayuden a los neoyorquinos a obtener viviendas seguras y de calidad lo más rápidamente posible», dijo en una carta el alcalde, Eric Adams.

Suscríbete a

Argumentó que no hay tiempo para la vieja burocracia, las políticas obsoletas y los documentos interminables que no ayudan a los neoyorquinos.

Según Adams, con las nuevas iniciativas se podrá reducir hasta un 50 % el tiempo necesario para aprobar un proyecto en un momento de especial necesidad de nuevas viviendas para responder a unos precios que no dejan de aumentar.

«Necesitamos añadir cientos de miles de unidades para dar respuesta al problema y eso es lo que vamos a hacer», dijo el alcalde.

Aumento de precios

Tras un parón durante los primeros compases de la pandemia, los precios de la vivienda subieron con fuerza en Nueva York.

Una ciudad donde dos tercios de la población vive de alquiler y donde más de un tercio de los residentes gasta más de la mitad de sus ingresos en renta, a pesar de que existe un amplio parque de vivienda pública.

En Manhattan, el distrito más central, el alquiler promedio se situó en noviembre por encima de los US$4.000 mensuales. Mientras que la renta media -distorsionada por los apartamentos de lujo- superó los US$5.200.

En los últimos años, la Gran Manzana buscó dar respuesta a su escasez de vivienda con numerosos grandes desarrollos inmobiliarios.

Sobre todo en otros distritos como Brooklyn y en los que casi siempre se obliga a los promotores a incluir un cierto porcentaje de unidades asequibles.

Apoyo de promotores a Alcaldía

Aunque muchas de las medidas incluidas en el plan anunciado pueden ser tomadas de manera independiente por la Alcaldía, para otras necesita el apoyo de los legisladores locales o estatales.

La gobernadora del estado, Kathy Hochul, aplaudió la iniciativa al considerar fundamental abaratar la vivienda.

Adams, un demócrata centrista que llegó a la Alcaldía con la seguridad como prioridad número uno, también tiene ese asunto como algo destacado en su agenda.

Aunque hasta ahora su apuesta se centra por encima de todo en dar facilidades a los promotores para acelerar la construcción y satisfacer así la demanda, en lugar de contemplar cualquier medida de control de precios.

Algunas organizaciones criticaron en los últimos meses las importantes contribuciones financieras hechas por empresas inmobiliarias a la campaña electoral de Adams.

También recibió ya cantidades importantes de este sector de cara a su reelección dentro de tres años.

Con información de: EFE

¡No te vayas! No pierdas la oportunidad de leer:

Astipalea, la isla griega que quiere ser modelo de movilidad inteligente

¿Cuánto hay que ganar al año para comprar una casa en Los Ángeles?

Los arquitectos e interioristas se inclinan por el suelo empedrado

 

Temas relacionados