Descubre qué perfil hipotecario eres y el tipo de crédito a tu medida

Una guía fácil y práctica para identificar tu perfil y ayudarte a alcanzar tu objetivo.

Si este año buscarás un crédito para comprar casa, debes identificar tu perfil hipotecario, el cual te permitirá entender qué puedes adquirir y de qué manera, basado en los tipos de hipoteca que existen para definir cuál se ajusta a tus necesidades.

El primer paso ante la decisión de comprar un hogar es determinar tus prioridades y presupuesto, así como revisar si vas a recurrir a un crédito individual o compartido.

Yave, la proptech mexicana que ofrece créditos hipotecarios en línea, compartió una guía fácil y práctica para identificar tu perfil y ayudarte a alcanzar tu objetivo.

1. Profesionista independiente

Si tu meta es independizarte, debes hacer cuentas y asegurarte de no poner en riesgo tus gastos básicos para alimentos, transporte u otros pagos personales.

Suscríbete a

Es importante que el porcentaje mensual para tus deudas no supere el 30 % de tus ingresos.

Para la aprobación se revisan tres elementos clave: historial crediticio, comprobación de ingresos y solvencia para los gastos iniciales (avalúo, enganche y servicios notariales).

“Verifica términos y condiciones, tipo de tasa de interés y conoce los seguros asociados. En Yave recomendamos solicitar tablas de amortización y revisar cuál es la cantidad final a pagar. Este es un indicador clave al momento de comparar”, indica Bernardo Silva, CEO & cofundador de Yave.

2. Pareja

¿Decidieron emprender una nueva aventura y adquirir un hogar juntos? Si los dos trabajan, las instituciones de financiamiento brindan esta alternativa.

No solo es posible aumentar la capacidad de pago, también pueden dar un enganche mayor, reducir las mensualidades o acortar el plazo para liquidar el crédito.

Ambos adquieren los mismos derechos y responsabilidades al firmar el contrato; quien posea mayores ingresos será reconocido como titular del crédito, mientras que el coacreditado mantiene la figura de obligado solidario.

3. Amigos

La mayoría de las instancias solo permiten créditos hipotecarios compartidos con familiares de primer grado como cónyuge, concubina o concubinario, padres o hijos. Sin embargo, existen otros esquemas que permiten elegir con total libertad a la persona para unir esfuerzos sin importar si se trata de un amigo o un familiar.

Al adquirir un compromiso conjunto con otra persona, debes contemplar cualquier eventualidad como desempleo, separación o fallecimiento de alguna de las partes.

4. Familia

Tener una casa más grande puede ser el sueño o necesidad de algunas familias, sobre todo cuando los hijos crecieron y el espacio resulta insuficiente.

En este caso, sumar ingresos con uno o más integrantes del hogar podría ser la solución para acceder a un crédito hipotecario y así obtener una propiedad más grande o mejor ubicada.

Considera que, si uno de los integrantes llega a perder su trabajo, existe el seguro de desempleo, que por un tiempo cubrirá las mensualidades. Es necesario revisar con la institución financiera, si cuentan con esta opción, los términos y condiciones de la póliza, así como los costos.

5. Extranjeros y mexicanos en el exterior

Este parámetro atiende a dos públicos, el mexicano que reside fuera, pero planea comprar vivienda en México; y el extranjero que planea adquirir para retirarse o como negocio.

No es extraño que hoy estas poblaciones busquen una opción de financiamiento segura que los guíe en el proceso de compra mexicano.

Es necesario que cuenten con los permisos que otorga la Secretaría de Relaciones Exteriores para adquirir el inmueble. Adicional, deben seguir ciertos procesos y pagar sus impuestos por adquisición, derechos, honorarios y gastos notariales, según su lugar de nacimiento.

En el mercado hipotecario existen cada vez más opciones flexibles que le abren la puerta a sectores de la población que son poco atendidos. Crear un crédito y guía hacia el público extranjero genera propuestas que mantienen el dinamismo del mercado inmobiliario”, indica Silva.

6. Inversionistas

Si tu objetivo es hacer negocio y forjar un patrimonio, apostar por el real estate puede ser la oportunidad para lograrlo. El mercado dispone de diferentes esquemas, donde el capital se invierte en uno o más inmuebles a fin de generar un beneficio económico. La más común es la renta del espacio adquirido.

Recuerda que un punto importante en bienes raíces es la plusvalía, es decir, el aumento del valor del inmueble con el tiempo. En México existen ciudades que destacan por su crecimiento y pueden ser buenas opciones para comprar inmuebles, como Querétaro, Guadalajara, Monterrey o destinos turísticos como Los Cabos, Riviera Maya, Playa del Carmen y Riviera Nayarit.

¡No te vayas! No pierdas la oportunidad de leer:

6 rasgos que te dirán si es el propietario «perfecto» para alquilarte una propiedad

EE. UU.: Hasta 4 trabajadores con salario mínimo para pagar un piso de 2 habitaciones

‘Jet House’, la curiosa minicasa en Hungría con forma de avión y de color azul pastel

Temas relacionados