Amegua prepara un estudio situacional sobre la movilidad eléctrica en Guatemala

La segunda edición del evento se enfocará en ¿Cómo hacer que la Movilidad Eléctrica funcione en el país?

La Asociación de Movilidad Eléctrica de Guatemala (Amegua) prepara un estudio situacional sobre la movilidad eléctrica en Guatemala, según un anunció de su presidente este miércoles en el Segundo Congreso de Movilidad Eléctrica en Guatemala.

Juan Carlos Botrán, presidente de Amegua, indicó que el estudio pronto será público y adelantó en el evento cuáles son los puntos principales para conocer un panorama completo de movilidad eléctrica en el país.

La movilidad eléctrica en el mundo, y también en Guatemala, inició cuando los países buscaron hacer cambios en función de temas del medioambiente, como la descarbonización, reducción de  gases de efecto invernadero y la contaminación.

Lo anterior, es uno de los drivers principales de la Movilidad Sostenible, al que se suman otros, como los cambios sociales, ya que las personas están cambiando hacia nuevas formas de movilización. Hablamos del mobility as a service, car sharing, micromovilidad, pas as you go.

Suscríbete a

 

View this post on Instagram

 

A post shared by AMEGUA (@amegua_org)

Un tercer driver es la innovación por parte de la industria automotriz, e industrias allegadas, con cambios en el desarrollo de baterías (que impulsa la movilidad eléctrica), los carros autónomos, la inteligencia artificial, data mining y ciudades inteligentes. «Todos esos cambios están trayendo cambios importantes al ecosistema de la movilidad eléctrica en el mundo», explicó Botrán.

En Guatemala, el ecosistema de la movilidad eléctrica inicia desde un punto básico donde hay dos elementos: la oferta y la demanda. A ambos, se suma un tercer componente que es la infraestructura eléctrica, porque sin ella no es posible cargar los vehículos eléctricos.

Un cuarto factor es el financiamiento, ya que de alguna manera el ecosistema requiere de fondos para desarrollarse, y de igual manera, se necesita un apoyo legal y regulatorio que ordene todo el ecosistema (quinto elemento). El presidente de Amegua también resaltó el papel que juega la Academia en el ecosistema de la movilidad eléctrica.

Los tipos de demandas de movilidad eléctrica

En un segundo nivel de análisis, se empiezan a dar relaciones «no obvias» en el ecosistema de la movilidad eléctrica local, como el hecho de que distribuidoras de vehículos tengan alianzas estratégicas con distribuidoras de energía. «Eso no se veía en la movilidad tradicional o de combustión», comentó Botrán.

En el lado de la demanda, uno de los puntos básicos de donde parte el ecosistema, ha tenido un ‘boom’ gracias al covid-19 y las restricciones de movilidad, que han motivado a los guatemaltecos a considerar el uso de alternativas para movilizarse en su vida diaria.

«Hemos visto una mayor utilización de bicicletas y scooters eléctricos. Las motos eléctricas se ven poco porque la diferencia de los precios entre la moto de combustión y la eléctrica es muy grande. Aunque eso va a empezar a cambiar», agregó.

Por otro lado, la demanda individual de movilidad eléctrica ha crecido debido al interés de los guatemaltecos que ya buscan la manera de incorporarse al ecosistema. «Ese cambio de chip en las personas es importante, si bien aún hay mucha gente que todavía tiene dudas. Hay trabajo por hacer aunque hay suficiente masa crítica para acelerar el proceso», dijo Botrán.

En ese sentido, el presidente de Amegua señala que los puntos de carga públicos no son tan cruciales, de momento, ya que casi el 100 % de los puntos de carga son residenciales. Sin embargo, una de las limitantes es la oferta de vehículos eléctricos, puesto que la gran mayoría son autos «rodados». «Los ‘early adopters‘ viajaron a EE. UU., compraron ahí su carro, y lo trajeron al país».

Flotas eléctricas

Los distribuidores, en un inicio, fueron reacios a traer autos eléctricos a Guatemala, sin embargo, están cambiando de parecer. Un mercado que resulta interesante para los importadores de vehículos son las flotas. Las razones se desprenden de los beneficios que pueden llegar a tener los compradores:

— Ahorro en combustible (costo por km recorrido, tarifa horaria, tarifa gran usuario)

— Mantenimientos (costo estable en el tiempo, desgaste mínimo)

— Ahorro en control de combustible

— Reducción de tiempo muerto por mantenimiento.

Según Botrán, cada vez se reciben más consultas de empresas con flotas privadas que están interesadas en hacer pruebas piloto en su transporte. «Ya hay empresas que han dado el salto y ya cuentan con una flota de vehículos eléctricos. Eso es lo que necesitamos, que le den el beneficio de la duda a la movilidad eléctrica, que lo prueben y se convenzan«, comentó el directivo.

El que más empresas en Guatemala consideren adoptar la movilidad eléctrica en sus flotas requiere un factor: la promoción. «La Ley de incentivos fiscales es importantísima para que se acelere mucho», resaltó el presidente de Amegua.

Del lado público, también existe un interés real. Por ejemplo, el Instituto Nacional de Electrificación (INDE) adquirió tres autos eléctricos y están haciendo pruebas, y que está la posibilidad que se «contagie» en otras entidades gubernamentales. «En la medida en que las entidades públicas vean los ahorros, esto crecerá bastante», señaló Botrán.

5 drivers a corto plazo para impulsar la movilidad eléctrica

Amegua, por medio de su presidente Juan Carlos Botrán, compartió los que considera que son los cinco drivers que ayudarán a impulsar la movilidad eléctrica en Guatemala en corto plazo:

Ley de incentivos fiscales

«Necesitamos empujar la ley de incentivos fiscales y apoyar al MEM, y al Congreso, para que haga está aprobación».

Distribuidores incrementando la oferta

«Que los distribuidores de automóviles incrementen la oferta y la diversidad de sus vehículos eléctricos es importante».

Incremento de flotas

«Que las empresas tomen den ese paso».

Diversidad de fuentes de financiamiento

«Es crucial la diversidad de fuentes de financiamiento para que las empresas tengan el oxígeno (fondos) para comprar sus flotas».

Interconectividad de redes de carga

«La interconectividad de las redes de carga de los vehículos eléctricos ahora no es un problema porque son gratis, pero cuando se tengan 70 puntos de carga, por ejemplo, en diferentes redes, esa interconectividad es fundamental».

Asimismo, compartió los principales cuatro obstáculos en el corto plazo para la movilidad eléctrica en el país:

— Distribución de vehículos de parte de los fabricantes

— Proceso de importación

— Creciente importación de vehículos rodados de EE. UU.

— Falta de revisión técnica vehicular.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by AMEGUA (@amegua_org)

«Hace cuatro años, cuando iniciamos con la promoción de la movilidad eléctrica, éramos siete personas. Ahora ya es una realidad, y aquí estamos todos en este Congreso. En Amegua estamos teniendo un rol valioso al conectar los distintos actores y las alianzas», concluyó Botrán.

El Primer Congreso de Movilidad Eléctrica de Guatemala se realizó en 2019, y si bien es un evento que se busca realizar de manera anual, la llegada del covid-19 obligó a los organizadores a postergar su segunda edición hasta el 2022.

A diferencia del primer congreso, basado bajo el concepto de ¿Qué es Movilidad Eléctrica?, la segunda edición del evento se enfoca en ¿Cómo hacer que la Movilidad Eléctrica funcione en Guatemala? Para más información y ver las conferencias en vivo visita: Asociación de Movilidad Eléctrica de Guatemala.

No está de más leer:

CGC y Amegua se unen para impulsar infraestructura en pro de la movilidad eléctrica

Guatemala necesita comenzar a migrar hacia la movilidad eléctrica

Temas relacionados