Ken Yeang y su idea de diseñar para un planeta resiliente

El arquitecto malasio comenzó a investigar cuáles son los atributos del ecosistema que se deben emular y replicar.
Ken Yeang
Ken Yeang es un arquitecto y ecologista nacido en Malasia (Penang, 1948). Foto: Gan Yew Chin

El principal legado que dejará el trabajo Ken Yeang será su visión de armonizar la arquitectura y la naturaleza. Estos rasgos en su estrategia de diseño han convertido al arquitecto malasio en un referente de la eco-arquitectura y el diseño sostenible.

Con su conferencia virtual “Ecological Design and planning”, que presentó en la XV edición de la Cátedra Jorge Montes, organizada por los estudiantes de quinto semestre de la Faculta de Arquitectura y Diseño de la UNIS, permitió conocer más a fondo las ideas que lo ha convertido en “El padre del Ecodiseño”.

El inicio de la disertación que hizo el pasado 29 de agosto dejó ver la brújula que han guiado sus obras en los últimos 30 años:

“Hablaré sobre el trabajo que he estado realizando en las últimas décadas. Básicamente, se trata de diseñar para un planeta resiliente. Voy a mostrar los experimentos que hemos hecho para avanzar en el campo del diseño ecológico. Una breve descripción de nuestra metodología es muy simple”. 

Suscríbete a

El estudio de arquitectura que ayudó Ken Yeang a fundar en los años 70, T.R. Hamzah and Yeang Sdn Bhd, desde inicios se posicionó como una empresa de arquitectura basada en la investigación, y a partir de ahí derivó principios y conceptos genéricos.

“Los interpretamos mediante el diseño y construimos propuestas como prototipos, y luego evaluamos, descubrimos y avanzamos en los principios. Eso proporciona retroalimentación a los principios y conceptos genéricos”, dijo al respecto el graduado de la Architectural Association School of Architecture de Londres

ken yeang cátedra jorge montes
El Dr. Ken Yeang durante su conferencia virtual en la XV edición de la Cátedra Jorge Montes: Imagen: captura de pantalla
Si quieres ver la ponencia completa y los ejemplos que presentó el arquitecto Ken Yeang, visita este enlace

Ecocentrismo

Según Yeang, el diseño ecológico debe ser visto como un conjunto de cinco infraestructuras: naturaleza, personas, entorno construido, sistemas de energía, hidrología. El entorno construido se refiere a todo lo que hacen los seres humanos, por lo que incluye tecnología, artefactos, alimentos y cualquier cosa que fabriquen los humanos.

Y así, la naturaleza son los ecosistemas y los ciclos bioquímicos en la biosfera. Las personas son sistemas sociales, económicos, políticos e institucionales. 

“El entorno construido consta de artefactos, estructuras, infraestructuras, tecnología, productos alimenticios, sistemas de energía renovable, tratamos de lograr cero emisiones y bajo contenido de energía incorporada, y la hidrología, que es esencialmente la gestión y conservación del agua”, comentó el arquitecto nacido en Malasia.

Pero, ¿cómo reunir todos estos elementos de la manera más integral posible, de la manera más suave y fluida posible, sin tener un impacto significativo o cero impacto en el entorno natural?

Según Yeang, este es el punto de partido de lo que se conoce como ecocentrismo”, que consiste en diseñar teniendo en cuenta el medioambiente basado en la ciencia de la ecología.

“Ahora, no podemos simplemente ver la Tierra, está cubierta por esta fina película, que tiene unos 12 kilómetros de altura, y dentro de esta biosfera hay unidades en la naturaleza llamadas ecosistemas, que consisten en componentes bióticos y abióticos que actúan juntos para formar un todo”, dijo. 

La propuesta Yeang

Entonces, añadido a la naturaleza, está la sociedad humana. Ahora, como humanos, somos parte de los componentes bióticos en la naturaleza, en los ecosistemas, pero nos consideramos separados debido a que, de todos los componentes bióticos, de todas las especies en la naturaleza, “somos los más poderosos”, según Yeang. 

“Podemos cambiar cursos de agua, podemos cambiar paisajes, podemos cambiar la ecología de los mares y ahora estamos cambiando el clima. Creamos cosas, creamos el entorno construido, creamos más cosas que cualquier otra especie en la naturaleza”, señaló el también Doctor por la Universidad de Cambridge en diseño ecológico

De hecho, la biosfera está llena de inventos del hombre. Cuando se observa la cantidad de plásticos que existen en los mares, “uno se horroriza por lo que el humano hace al medioambiente”, expresó Yeang. 

Ahora, todo lo que creamos como humanos es principalmente físico. Y es la falta de cuidado, la falta de preocupación por el impacto de lo que hacemos, lo que causa la devastación y deterioro ambiental.

Así, la propuesta yeangiana se resume en: ¿qué pasaría si volvemos a crear el entorno construido como ecosistemas hechos por el ser humano?  Luego, los ecosistemas principales humanos que se conectarían e integrarían de manera fluida y benigna con los sistemas naturales en la naturaleza.

“Esta es la propuesta más importante que voy a presentar hoy”, dijo Yeang durante su ponencia virtual al explicar su idea de remodelar este entorno (construido) como ecosistemas hechos por el hombre.

Equilibrio entre lo biótico y lo abiótico

Entonces, si uno mira a la habitación en la que se encuentra, todo en esa habitación, el edificio en el que está, es principalmente físico, excepto tú y los insectos (que siempre los hay). Siendo así, ¿dónde está la comunidad de plantas y animales?

Según el arquitecto ganador de la Medalla de Oro del Instituto de Arquitectos de Malasia, para convertir nuestro entorno construido en ecosistemas hechos por el hombre, se debe equilibrar lo biótico con lo abiótico, y así debemos unir ambos.

“Debemos ver cómo podemos fusionar e integrar lo biótico con lo abiótico en nuestro entorno construido”, expresó al indicar que eso es un desafío para el diseño, porque una ciudad, una habitación, es esencialmente casi un 99 % biótico.

Así, Yeang comenzó a investigar cuáles son los atributos del ecosistema que se deben emular y replicar. Agregó que los ecosistemas son estructuras biodiversas, están todos conectados. En ese sentido, dijo que proporcionan servicios ecosistémicos y están integrados en el entorno natural y responden al clima.

Purifica el agua y tiene nichos donde las especies interactúan entre sí de manera beneficiosa. Hay un sistema de retroalimentación homeostática entre los sistemas de igual en la naturaleza, y el ecosistema produce su propia comida”, explicó.

Ecosistemas conectados

Ahora, lo que sucede es que los seres humanos fragmentan los ecosistemas y dividen el medioambiente con carreteras, desagües y servicios imperfectos. Y el diseño puede restaurar los ecosistemas fragmentados, por lo que se debe diseñar para lo que el arquitecto llama “exceso ecológico” o “conectividad ecológica”, no solo en el plano terrestre, sino también en la conectividad desde el plano terrestre hasta los edificios.

Y así, el diseño de los nexos ecológicos es una parte crucial de los diseños ecológicos que ha hecho el arquitecto malasio para reparar los hábitats fragmentados y tratar de repararlos.

Esto muestra que los ecosistemas están realmente conectados. No podemos verlo porque son invisibles para nuestros ojos. Pero puedes ver que los diferentes componentes están conectados y debemos tener cuidado de cómo cortamos la ecología de la tierra”, dijo.

En sus anécdotas, comentó que con la idea de la conectividad ecológica, él y el equipo de T.R. Hamzah and Yeang Sdn Bhd trabajó un nuevo diseño de parque urbano donde las personas pueden caminar, andar en bicicleta, y sistemas de transporte público

Tenemos un espacio peatonal elevado, que es verde, se puede caminar y andar en bicicleta, y aquí está la vegetación de los jardines verdes. Esto es para el público, es para las personas, para que las personas se sientan cómodas, pero también es para la fauna Así que se trata de diseñar un espacio que esté abierto al público y, al mismo tiempo, esté abierto a la fauna”, comentó.

Sociedad humana

Para terminar, Yeang abordó el tema de la sociedad humana, porque la sociedad humana es un sistema social, así como sistemas económicos y políticos. 

“Tenemos todos los sistemas de reciclaje, utilizamos fuentes de energía renovable, somos capaces de emular y replicar propiedades”, dijo al indicar que un sistema que responde al entorno natural que nos da como seres humanos. 

“Ahora, ¿qué pasa si nosotros, como seres humanos, no nos comportamos? Somos derrochadores”, se cuestionó. 

“Si no es cuestión de diseñar, no es cuestión de diseñar el entorno construido y requerir cambios de comportamiento. De nuestra comunidad humana, y ese es el desafío que debemos abordar, además de poder abordar todos los impactos de nuestro entorno construido”, concluyó. 

Contenido relacionado:

Ancris Santizo García: La arquitecta bioclimática que diseña en armonía con el entorno

¿Cuál es el rol del arquitecto en los proyectos de espacios públicos?

Arquitectura bioclimática: ¿es posible diseñar casas que apenas consuman electricidad?

Temas relacionados