El increíble proyecto en Malasia que presentó Jeremy Siegel en su última visita a Guatemala

En BiodiverCity, las personas y la naturaleza coexisten en uno de los lugares con mayor biodiversidad del planeta: La costa sur de la isla de Penang.
El objetivo del plan maestro es lograr un entorno sin automóviles donde las calles sirvan como una vía segura y acogedora para ciclistas y peatones. Imagen: BIG

Jeremy Siegel, de Bjarke Ingels Group—mejor conocido como BIG—, visitó Guatemala el año pasado como uno de los ‘top speakers’ de la Bienal de Arquitectura 2021. Si bien durante su conferencia presentó varios de los proyectos que tiene en su cartera el prestigioso estudio de arquitectura con sede en Nueva York (EE. UU.), hubo uno que destacó: BiodiverCity.

«Pasé gran parte del último año viviendo en Malasia trabajando en este proyecto. Estábamos trabajando en una competencia en lo profundo del encierro y así no teníamos nada mejor que hacer que diseñar. Trabajamos muy duro en ella (la propuesta) y, finalmente, una en cuanto a la extensión de la isla llamada Penang, una especie de ciudad estado en Malasia», explicó Siegel.

BiodiverCity es un proyecto que tiene como principal foco Malasia y Penang, la segunda ciudad más grande del país asiático. Malasia tiene una diversidad cultural de varios siglos y a ello, se suma su diversidad biológica. Es uno de los 13 lugares con mayor diversidad biológica del planeta, de ahí el nombre que eligió BIG.

BiodiverCity es la propuesta con la que BIG ganó el concurso internacional del gobierno del estado de Penang y consiste en una serie de tres islas que totalizarán alrededor de 500.000 residentes como referencia. La isla Penang tiene aproximadamente 1 millón de residentes, en un área aproximadamente del mismo tamaño que Manhattan.

Suscríbete a

Las tres islas reúnen distritos de uso mixto y una zona de amortiguamiento continua, estableciendo conectividad de hábitat y apoyando ecologías de borde en reservas, parques, corredores y plazas urbanas.

BiodiverCity se concibe además como un mosaico urbano de tres islas diversas y un conjunto de pautas de diseño urbano para combinar programas, abordar las redes de peatones y movilidad, construir de manera sostenible y recolectar recursos.

Espacios públicos privados abiertos

Jeremy Siegel durante su participación en la Bienal de Arquitectura 2021. Foto: República Inmobiliaria

Siegel explicó que el proyecto es una especie de marco de trabajo del plan maestro, por lo que muchos de los principios incluidos en otros proyectos de BIG reaparecen en BiodiverCity.

Uno de los primeros, es la noción de una cuadrícula, que, en el caso del proyecto en Malasia, son de aproximadamente 350 x 350 m, que se ven en esas partes del mundo. «Nuestro primer esfuerzo fue asegurar que tuviéramos una cuadrícula continua que permitiera el acceso público a través de toda la isla y a lo largo de este axis», comentó.

La distorsión más grande del proyecto que se piensa para la isla es una línea de viento predominante en el centro para promover un enfriamiento. También se tienen corredores con mucha agua y mucha vegetación, lo que ayuda a mantener la ciudad fresca, ya que se prevé que la ciudad eleve su temperatura con el cambio climático.

Además, contará con una red estratégica de ciclismo (calles, avenidas y puentes), debajo de ellas, habrá corredores verdes, que se ha integrado dentro de un espacio generoso en cualquiera de las orillas para andar en bicicleta, así como ferrys y luego una serie de parques y diferentes plazas que se extienden a lo largo.

«Y también, a través de las pautas de diseño urbano, hemos estado fomentando mucha prosodia y espacios públicos privados abiertos para activar estos canales», agregó Siegel al explicar que con el sistema ‘andar en bicicleta’ se puede llegar desde cualquier lugar de la isla a cualquier otro lugar de la isla en 15 minutos.

Y esa es una característica clave de BIG para lograr que el modelo que se piensa para la isla Penang se divida hasta en un 50 % de transporte público y activo.

Para la red de ciclovías en la calle, el estudio de arquitectura BIG entendió que tipo de servicios podría haber debajo de una superficie. Lo que se propuso, entre otros, son carriles exclusivos bajo sombra para bicicletas y autobuses de tránsito rápido que funcionan con neumáticos, aunque parecen trenes.

Siegel explicó que, con la ayuda de diseño urbano para la isla, se puedan «tener los ojos en las calles» y eso da una sensación de seguridad que promueve caminar y andar en bicicleta, que luego vuelve a la división del modelo que se incluye en el plano del proyecto.

«Tener bicicletas compartidas es algo realmente importante. Poner bicicletas compartidas y localizadas, son valiosas para los centros intermodales, como estaciones de tren«, señaló el arquitecto estadounidense.

Eficiencia de la movilidad

El proyecto en Malasia contempla una red de Ferrys que funcionan tanto en el agua dulce como salada de la isla. La red ferroviaria y de autobuses, así como los centros intermodales, permiten que, si viene una persona a la isla en un tren LRT, puede salir de la estación y suba a un autobús de tránsito rápido que puede llevarlo a otra parada.

«(También) Puede bajarse y subirse a una bicicleta y tomarla en la superautopista. O ir directamente desde la estación LRT al taxi acuático, si así lo desea», explicó Siegel.

Uno de los objetivos de BIG es crear conexiones muy fluidas entre diferentes formas de tránsito y, a través de este proyecto, se le exigió a la firma BIG cumplir con el marco de la baja en carbono para Malasia. El país busca reducir el 40 % la huella de carbono sobre un desarrollo típico del mismo tamaño.

BiodiverCity se apoyará una red de transporte público autónomo (agua, aire y tierra) con el objetivo de un entorno sin automóviles donde las calles sirvan como una vía segura y acogedora para ciclistas y peatones. Los distritos están conectados de manera eficiente debajo de las plataformas para aumentar la eficiencia de la movilidad, al tiempo que brindan seguridad de los peatones.

«A través de nuestra propuesta de red de movilidad pudimos reducir la huella de carbono del proyecto en un 40 %. Si leyeron el último libro de Bill Gates, saben que el 40 % no va a ser suficiente, por lo que tenemos que llegar a NetZero eventualmente. Sin embargo, es un gran paso, particularmente en un contexto desarrollado como Malasia», resaltó Siegel.

Visión de Penang2030

Los edificios en BiodiverCity se diseñarán para funcionar de manera eficiente y, en gran medida, se construirán con materiales con bajo contenido de carbono como el bambú o madera nativa, en combinación con hormigón verde.

Al fomentar los techos verdes, las fachadas, los espacios abiertos públicos y privados, las islas pueden formar un mosaico de hábitat casi continuo que se alimenta de los bosques, playas, zonas ribereñas y estuarios en los bordes de la isla.

La propuesta de plan maestro BiodiverCity de BIG respalda la visión de Penang2030 con un enfoque claro en la habitabilidad, en la estimulación de un desarrollo social y económicamente inclusivo y en la sostenibilidad ambiental para las generaciones futuras.

Según Siegel, además de todo este tipo de planificación utilitaria, buscan cómo crear lugares asombrosos en la isla de Penang (y sus alrededores) y una ciudad muy verde con comodidades a lo largo de sus orillas.

«Pudimos replantar y luego nutrir manglares. Cada manglar capta seis veces más el carbono que un árbol cualquiera y una ciudad que tiene ciertas cualidades que son impulsadas por todos estos pasos para una planificación muy racional que hemos tomado en cuenta«, concluyó.

No está de más leer:

¿Qué es una Ciudad Inteligente y qué la caracteriza?

Opinión: ¿Por qué el Project Management agrega valor a tu proyecto?

Los desacuerdos de pareja en una renovación: ¿Necesitas un diseñador de interiores o un consejero matrimonial?

Temas relacionados