Una cabaña prefabricada y desmontable para vacacionar

La forma de acristalamiento de la estructura permite disfrutar de la naturaleza. 
La diminuta casa mide solo 18 metros cuadrados. Foto: Sigurdlarsen.com

El estudio de Sigurd Larsen ha diseñado una pequeña cabaña de vacaciones prefabricada, remolcable y compacta, ideal para disfrutar de la naturaleza.

Las cabañas están diseñadas para la empresa RAUS como habitaciones de hotel ubicadas en la naturaleza de Alemania.

Cada una es autosuficiente y se puede ubicar en paisajes espectaculares para ofrecer un descanso o unas pequeñas vacaciones, explica el estudio en su sitio web.

La distintiva decoración exterior e interior de madera negra de la diminuta casa Raus x Wehrmuehle, se eligió con la voluntad de evitar los reflejos en las ventanas y para poner el foco en la vista exterior.

Suscríbete a

Este mismo deseo de asegurarse de que el entorno rural sea uno de los elementos principales en el proyecto también subyace en la decisión de apostar por esta forma de acristalamiento.

Uno de los desafíos en este tipo de construcciones es superar las limitaciones de un espacio reducido, como es el caso: solo 18 metros cuadrados. Esto se solucionó de un modo creativo.

Una casa con eficiencia energética

Un aspecto importante es el aislamiento de gran calidad en toda la pequeña casa, lo que es fruto de la apuesta del estudio por la eficiencia energética.

Algo que también se demuestra en el sistema de calefacción por suelo radiante, sin olvidar la existencia de una pequeña estufa de leña.

La casa obtiene energía de paneles solares, con un respaldo basado en la red. De esta forma, apostando por la eficiencia energética, la cabaña se adapta para ofrecer la temperatura térmica adecuada.

Una cabaña itinerante

Raus x Wehrmuehle es la primera de una serie planificada de cabañas de vacaciones en un interesante lugar donde el turismo de naturaleza y cultural se dan la mano, a solo una hora de Berlín.

No obstante, se trata de un proyecto es itinerante, por lo que solo estará en ese lugar durante seis meses. La idea planteada es que, tras ese periodo inicial, la cabaña se trasladará a otros lugares.

La colaboración temporal está prevista para seis meses. Durante este tiempo puedes pasar tu estancia cerca del jardín de arte Wehrmuehle, en un lugar histórico que alberga arte y cultura, en el que poder descubrir obras arte contemporáneas, escuchar el murmullo del pequeño río y observar cómo las sombras juegan bajo los árboles”, explican en la página web de la empresa hostelera Raus.

Con información de: Idealista.com

¡No te vayas! No pierdas la oportunidad de leer:

Los barrios más apetecidos para vivir en Panamá, Argentina, Colombia, Chile, Perú y Ecuador

¿Cómo puede la arquitectura cinética mejorar el espacio público?

Colliers comienza operaciones en El Salvador | República Inmobiliaria

Temas relacionados