Conoce los 4 pros y 4 contras de las viviendas prefabricadas

Se debe investigar a fondo una ubicación antes de comprar un terreno para una casa prefabricada.
Estas normalmente solo necesitan ser ensambladas y fijadas a los cimientos. Foto: Piqsels

En los últimos años la oferta de casas prefabricadas se han incrementado y evolucionado, por lo que en el mercado existen diferentes diseños que incorporan materiales innovadores y diseños atractivos.

Sin embargo, si te interesa comprar una, lo recomendable antes de tomar la decisión es conocer los pros y contras que estas innovadoras  casas ofrecen.

El portal Real Estate Market comparteda 4 pros y 4 contras de la vivienda prefabrica, según Point2Homes.

Los pros

1. Pros: Más asequible

Las casas prefabricadas son más asequibles que construir una casa desde cero de la manera tradicional.

Suscríbete a

Debido a que los componentes se fabrican a granel en la fábrica, los productores pueden reducir los costos de los materiales.

Además, comprar una casa prefabricada significa dejar de lado a terceros como arquitectos y diseñadores, ya que todo está incluido en el paquete.

2. Pros: Son más rápidas de construir

El mal tiempo a menudo retrasa la construcción de una casa tradicional, junto con otros problemas. Afortunadamente, no necesitas preocuparte de esto con las viviendas prefabricadas.

Construidas en la fábrica, se entregarán en el sitio de la casa y normalmente solo necesitan ser ensambladas y fijadas a los cimientos. El rápido proceso también te permite ahorrar dinero en costos de mano de obra, ya que muchas casas prefabricadas se completan en tres o cuatro meses.

3. Pros: Más eficiente energéticamente y sostenible

Muchos fabricantes de casas prefabricadas modernas se esfuerzan por ser lo más eficientes energéticamente posible, agregando características como aislamiento mejorado y paneles solares y utilizando materiales reciclados cuando sea posible.

Esto no solo es excelente para el medio ambiente, sino que también hará que pagues menos en tus facturas mensuales de energía.

4. Pros: Potencial para mudarse

Con una casa prefabricada, mudarse nunca ha sido tan fácil. Las casas prefabricadas pueden simplemente levantarse y ponerse sobre ruedas, listas para ser trasladadas al lugar que quieras llamar hogar.

Los contras

1. Contra: Restricciones de ubicación

No todas las personas las encuentran atractivas. Algunas ciudades y vecindarios en EE. UU. tienen limitaciones sobre si se pueden construir allí, con estrictas regulaciones de zonificación vigentes.

Ciertas asociaciones de propietarios de vivienda pueden prohibir las viviendas prefabricadas debido a su impacto negativo percibido en el valor de tasación de las propiedades vecinas.

Siempre es mejor investigar a fondo una ubicación antes de comprar un terreno para una casa prefabricada, y también verificar los materiales e incluso las restricciones de tamaño de la propiedad.

2. Contra: Costos de personalización

Las casas prefabricadas más asequibles no permiten mucho cuando se trata de personalización. Debido a que se construyen en una fábrica, es más económico producir en masa los mismos componentes en lugar de ajustar el tamaño, la forma y el diseño.

Aunque los compradores pueden decidir con respecto a los toques finales, como los colores de las paredes, los estilos de las puertas y los gabinetes y los electrodomésticos, costará más personalizar completamente su construcción.

3. Contra: Costos ocultos

Si bien el precio por pie cuadrado de una casa prefabricada puede ser tan bajo como la mitad del precio de una casa tradicional, hay otros costos a considerar.

El más grande de estos es el terreno en sí, ya que se deberá comprar una parcela para que se instale la casa prefabricada. También hay que pagar las pruebas de suelo para determinar si el terreno es adecuado para la estructura que se tiene en mente.

Luego hay que considerar las conexiones de servicios públicos. Al ser una nueva construcción, deberás instalar sistemas de plomería, electricidad y gas, así como conexiones de internet y TV. Además, si el terreno no cuenta con un alcantarillado local, se deberá instalar un sistema séptico.

Además, se deben tener en cuenta cosas como las entradas pavimentadas y el paisajismo, lo que agrega costos adicionales al nuevo hogar.

Foto: Danielle Rice/Unsplash

4. Contra: Puede ser difícil de vender

Aunque la calidad de las casas prefabricadas ha aumentado en los últimos años, muchas personas todavía tienen ideas preconcebidas negativas.

Esto puede hacer que los compradores potenciales se muestren reacios a darle una oportunidad a tu casa prefabricada si decides venderla.

Los bancos pueden desconfiar de las viviendas prefabricadas debido a la noción de que pueden no durar tanto como el periodo de la hipoteca, o que podrían ser reubicadas.

Por lo tanto, si un comprador potencial espera obtener una hipoteca para cubrir los costos, es posible que los prestamistas se muestren reacios a aportar el dinero.

Con información de: Realestatemarket.com.mx

¡No te vayas! No pierdas la oportunidad de leer:

El papel del corredor inmobiliario en época de elecciones

Tres ciudades españolas con mayor ocupación de espacios de trabajo flexible

España: Los costos de los suministros de construcción seguirán subiendo este final de año

Temas relacionados