La construcción industrializada todavía debe de superar importantes barreras para poder avanzar en su desarrollo. La transición digital en la construcción industrializada, y su apuesta por la inteligencia artificial (IA), pueden materializar nuevos proyectos, mejorando la productividad y la creatividad.

Por qué importa. La digitalización del sector y la aplicación de la economía circular son algunos de los grandes retos para agilizar y acortar los tiempos de trabajo en construcción, según la organización española Clúster de la Edificación.

  • Ana Lozano, CEO de Nidus Lab, comenta que la IA emula los procesos propios de la inteligencia humana. “Hemos conseguido un algoritmo con la capacidad de iterar 100.000 veces por segundo”, asegura.
  • La cifra equivale a la posibilidad de hacer 100.000 proyectos cada segundo y generar un sinfín de soluciones viables. “Para después, con un sistema de scoring elegir únicamente aquellas que mejor resuelven el problema”, explica.
  • “De esta manera ayudamos a los arquitectos a producir un proyecto sin errores, sin incertidumbres y que se puede presentar en 72 horas”, añade.

 

Visto y no visto. Clúster de la Edificación subraya la importancia que tiene para la industrialización la implementación de herramientas digitales con las que agilizar el trabajo y acortar los tiempos.

  • Metodologías como Lean Construction, donde se fomenta el trabajo colaborativo, se permite incorporar a los diferentes agentes del sector y se facilita la toma de decisiones por niveles.
  • “Lean es una metodología que nos da las herramientas y las posibilidades”, apunta Fernando Cerveró, de Think Productivity. O también BIM, entendido como un modelo único y colaborativo.
  • El salto a la digitalización tiene que ir más allá de los procesos de trabajo y estar presente en otros ámbitos, como la administración pública. “La construcción industrializada permite acortar la duración de una obra, sin embargo, los procedimientos administrativos están pensados para la edificación tradicional”, argumenta Jaime Fernández, de ASPRIMA.

 

Criterios, estándares y definiciones unificadas

Lo destacado. Unificar criterios, estándares y definiciones es “clave” para lograr un mayor desarrollo del sector de la construcción industrializada. “Uno de los grandes valores de la industrialización es la reducción de los tiempos de ejecución”, señala Herminia Vegas, de ST Consultores Inmobiliarios.

Suscríbete a

  • “Para medir la industrialización de los edificios antes es necesario consensuar una definición clara sobre qué es la construcción industrializada. Es fundamental para ofrecer claridad al sector. También para articular normas y estándares”, afirma Mario Sanz, del Colegio de Aparejadores de Madrid.
  • “Industrializar debe significar una mejora de márgenes. Ser más eficientes a la hora de hacer una construcción y más eficaces, ofreciendo, la misma calidad que una tradicional”, expresa Begoña López, CEO de Componentes y Unidades Constructivas.
  • Otro de los grandes desafíos, común a todos los sectores, es la aplicación de la economía circular y de los procesos de desmontaje y reciclaje en obra. “La industrialización nos va a facilitar el recuperar esos productos que ahora no estamos utilizando y reciclarlos”, según Javier Sabalza, de ACR.

 

Con información: The SmartCity Journal

Te puede interesar leer:

México: Casi 5 de cada 10 albañiles aprenden con tutoriales de YouTube

¿Adiós a los de 50 kg? México implementa sacos de cemento de 25

Oficinas: ¿Cuántos metros cuadrados necesitan ser modernizados para 2050?

Temas relacionados