El color del año y las cuatro tendencias de decoración para este 2023

Comex presentó cuatro tendencias de color para transformar espacios: Plasma, Glitch, Magma y Clímax.
color del año 2023 comex
Moly, un violáceo versátil que tiene la cualidad de cambiar según la luz, fue seleccionado como color del año.

El programa de tendencias Comex ColorLife Trends cumple 15 años en 2023 y la empresa multinacional aprovechó la oportunidad para organizar el evento COLORFULL y dar a conocer lo más reciente en colores —entre ellos el color del año 2023—, combinaciones y decoración.

Desde 2008, Comex ha reunido a especialistas del color y a pensadores creativos para pronosticar las tendencias de color del año.

Es un referente para que profesionales del diseño, la arquitectura o el interiorismo, puedan prever las preferencias de la industria y el mercado, pero también para que cualquier persona experimente con nuevas paletas de color.

Las cuatro tendencias para transformar espacios

Una buena paleta de colores es una guía imprescindible para decorar espacios, por lo que arquitectos y diseñadores pueden tomar las cuatro paletas del libro ColorLife Trends para dar vida a tus proyectos.

Suscríbete a

Yariela Almanza, gerente de Especificación y Servicio Técnico, comenta sobre la importancia de dar a conocer las últimas tendencias para profesionales del diseño y la arquitectura.

“Con la publicación de ColorLife Trends, Comex busca poner a disposición de los profesionales del diseño una guía que puedan implementar fácilmente en sus proyectos”, dijo.

“Tras varios meses de estudio y planificación, creemos que este libro es una guía imprescindible para mantener a la mano en los procesos de creatividad”, agregó.

A continuación, te explicamos mejor lo que cada una de ellas busca transmitir:

1. Plasma

La paleta Plasma es el resultado de una combinación de tonos primarios a los que se les ha aportado luz extra, más tonos desaturados.

Por sí mismo, cada color tiene mucho carácter, en conjunto, ofrecen una frescura propensa a la recreación.

“Esta paleta regala alegría e incluso humor. Permite fluir naturalmente entre áreas de descanso o de juego”, indican.

En proyectos residenciales permite suaves transiciones entre áreas comunes y privadas.

2. Glitch

En Glitch sobresalen los tonos vivos que logran acentos sugerentes y estimulan la creatividad y el dinamismo.

Al combinarlos con tonos como Portafolio, se consigue un equilibrio.

Esta paleta puede usarse tanto en proyectos domésticos como urbanos para transformar espacios tradicionales en ambientes contemporáneos y divertidos.

3. Magma

Magma crea estéticas poderosas que fomentan la participación. Los colores del fuego nos exhortan a la regeneración. Al utilizar la gama en mobiliario, ofrece fuerza, brillantez y calidez en piezas pequeñas o medianas.

Mientras que en la herrería funciona como diferenciador.

En exhibiciones o espacios públicos es una llamada de atención para apropiarnos del lugar.

En muros o superficies mayores es enérgico. Su fuerza tiene una carga femenina, pero es incluyente, invita a la equidad y a la colaboración.

4. Clímax

La paleta se caracteriza por su monocromía. Sólida y sobria en conjunto, está formada por colores sexis y placenteros, predominantemente cálidos.

La presencia de un neutro como Minotauro y un oscuro como Viuda Negra equilibra toda la composición.

El verde de la paleta alude a lo mágico y terrenal, al musgo, al vetiver, a la humedad que emerge de la tierra viva. Los tonos cafés, en cambio, abren una dimensión a la historia, a libros antiguos y maderas.

Por su parte, el amarillo remite a esa nota ácida que detona sensaciones inesperadas en la intimidad, es miedo y placer al mismo tiempo, ese detalle que crea profundidad mediante el contraste.

El color del año es…

Si buscas sumarse a las últimas tendencias, entonces debes considerar el color del año en tus espacios.

En este año, Moly A5-10 fue elegido porque sintetiza muchas de las reflexiones en torno al feminismo como un movimiento transformador que integra y deja ser.

Por eso, Moly no es un color violento, sino amable y acogedor.

Aunque parece neutral —no es saturado ni vibrante—, tiene un punto de humor y calidez, necesarios para adaptarse a lo imprevisible y fluir con una realidad cuya única constante es el cambio.

En la naturaleza, Moly es un tono floral que evoca la primavera, pero también tiene dimensiones artificiales que hablan de paisajes digitales y entornos del metaverso.

Tiene cualidades metaméricas, es decir, su percepción cambia dependiendo de la fuente de iluminación, por lo que comunica versatilidad.

“Se mueve entre muchos colores de una forma sutil, sin tener que definirse como una u otra cosa. Es elástico, moldeable, ampliable, pero sobre todo, personalizable”, concluye Comex en un comunicado de prensa.

¡No te vayas! No pierdas la oportunidad de leer:

5 cosas en las que se fijan las visitas al llegar a una casa, ¡ojo a ellas!

Las 5 plantas de interior que crecen bien en la oscuridad

5 famosos que han decorado su casa según el Feng Shui

Temas relacionados