Antes de comprar: Lo que debes saber sobre los sofás cama

No todos los sofás cama son iguales, pueden variar por el tamaño del sofá cama y el mecanismo de apertura.
El sofá cama individual es una solución práctica para espacios pequeños. Foto: Katsia Jazwinska/Unsplash

Los sofás cama son una opción para alojar a invitados, sin embargo, antes de comprar uno debes considerar el tamaño y el mecanismo para extenderlo.

Elegir el sofá cama puede ayudarte a combinar funcionalidad y estilo en tu hogar, ya que puede ser muy útil para descansar por la noche mientras ves televisión o para alojar a amigos o familiares durante sus visitas.

Sin embargo, el portal inmobiliario Idealista recuerda en una publicación que debes tomar en cuenta que no todos son iguales: el tamaño del sofá cama y el mecanismo de apertura pueden marcar la diferencia.

Estas variables pueden influir en la comodidad para sentarse y descansar, así como en la integración del sofá con la habitación y el mobiliario.

Suscríbete a

Estas son algunas preguntas que debes responderte antes de elegir el tamaño adecuado a tus necesidades.

¿Cuáles son las medidas estándar de un sofá cama doble?

Las dimensiones estándar de un sofá cama doble son aproximadamente 160-180 cm de ancho y 190-200 cm de largo cuando está abierto.

Esto significa que, cerrado, el sofá tendrá aproximadamente 200-220 cm de ancho, teniendo en cuenta también el espacio que ocupan los reposabrazos.

Sin embargo, también hay modelos de sofás cama dobles más compactos, ideales para espacios más pequeños. Suelen tener una anchura de 140 cm y una longitud de 190 cm cuando están abiertos. Por tanto, cuando están cerrados ocupan un espacio de unos 180 cm de ancho.

Por último, no olvides tener en cuenta el espacio necesario para abrir el sofá cama. Por ejemplo, para un modelo plegable, necesitarás al menos 210 cm de profundidad libres delante del sofá.

¿Qué tamaño tiene un sofá cama individual?

El sofá cama individual es una solución práctica para espacios pequeños, sobre todo en cuanto a su anchura. Sus medidas pueden variar, pero la longitud de un sofá cama individual suele oscilar entre 180 y 200 cm, mientras que la anchura ronda los 80-90 cm cuando está abierto como cama.

Cuando está cerrado y se utiliza como sofá, la anchura puede reducirse a 70-80 cm. Los elementos que podrían ocupar espacio, como reposabrazos o reposapiés, se reducen al mínimo en estos modelos.

¿Cuál es el mecanismo de apertura del sofá cama?

Elegir el adecuado puede ayudarle a adaptar mejor el sofá al entorno. Así, entre los mecanismos más populares están:

Sistema de apertura clásico: Oculta el colchón bajo el asiento. Hay que sacar el somier y el colchón de debajo de los cojines. Estos elementos suelen estar plegados en tres partes y se juntan al sacarlos. Es más cómodo, aunque puede ocupar más espacio.

Sistema acordeón: En este caso, el colchón también se pliega en tres, pero el asiento se eleva hacia arriba para crear un auténtico cabecero.

Sistema de plegado: Se trata de un mecanismo simplificado al constar sólo de dos piezas, por los que tirando del asiento se obtiene el espacio ideal para dormir. Puede resultar algo menos cómodo, pero sin duda es práctico.

Sistema plegable: En este, el respaldo se pliega 180 grados, dejando al descubierto la cama que se encuentra bajo el asiento.

Con información de: Idealista.com

¡No te vayas! No pierdas la oportunidad de leer:

Construcción de hoteles en Roatán e islas atraerá turismo en Honduras

Barcelona y Toronto son los dos destinos preferidos para teletrabajar

Las casas en 3D que se construirán en Portugal a precios asequibles

Temas relacionados