Sigue estos consejos antiestrés para sobrevivir a una reforma

La planificación y la organización previa son fundamentales para garantizar que tu proyecto de reforma sea un éxito.
Establece un presupuesto realista desde el principio. Foto: Immo Renovation/Unsplash

Aunque la decisión implementar una reforma al hogar puede ser emocionante, también el proceso puede generar estrés y molestias.

Sin embargo, con una buena organización y una actitud positiva, se pueden enfrentar esos desafíos de manera efectiva y mantener el control de la situación, según una publicación del portal Idealista.

Si estás por transformar tu hogar y sobrevivir a la reforma con éxito, estos son algunos pasos que debes considerar para mantener la calma y serenidad en todo momento.

1. Planifica y organiza con previsión

La planificación y organización previa son fundamentales para garantizar que tu proyecto de reforma sea un éxito, así como para minimizar el estrés y las molestias asociadas.

Suscríbete a

Antes de comenzar, es importante establecer tus objetivos y evaluar tus necesidades y recursos, además de elaborar un plan detallado que te guíe a lo largo del proceso:

Prepara una lista de las tareas específicas que se llevarán a cabo en cada etapa de la reforma.

Elabora un cronograma que detalle cuándo se realizarán estas tareas y cuánto tiempo se espera que duren.

Recopila información sobre los profesionales que contratarás.

Consigue un presupuesto detallado que incluya los costos de materiales, mano de obra y cualquier otro gasto relacionado con la reforma.

Foto: Marten Bjork/Unsplash

2. Establece un presupuesto realista

Uno de los aspectos fundamentales para sobrevivir a la reforma es establecer un presupuesto realista desde el principio.

Tener claro cuánto estás dispuesto a gastar te permitirá tomar decisiones informadas y evitar sorpresas desagradables durante el proceso.

Al establecer tu presupuesto, deberás tener en cuenta los costos de los materiales y la mano de obra, así como los gastos adicionales:

Investiga los precios de materiales y servicios. Puedes solicitar varios presupuestos a diferentes profesionales.

Prioriza las áreas de la reforma que son más importantes y asigna una parte proporcional del presupuesto a cada una de ellas.

Establece un margen de contingencia para cubrir imprevistos y cambios en el proyecto. Suele ser entre un 10 % y 20 % del presupuesto total.

Controla los gastos a lo largo de la reforma, incluso puedes ajustar el presupuesto si es necesario.

3. Elige a los profesionales adecuados

Seleccionar a los profesionales adecuados para llevar a cabo la reforma es crucial para garantizar que el proyecto se realice sin problemas y con éxito.

Es importante investigar y comparar diferentes opciones antes de tomar una decisión:

Sigue recomendaciones. Pide referencias a personas cercanas que hayan realizado reformas similares.

Consulta opiniones en línea. Revisa reseñas y testimonios en sitios web especializados para conocer la reputación de los profesionales en el sector.

Considera las credenciales y experiencia. Verifica su experiencia en proyectos similares al tuyo.

4. Asegúrate de contar con todo lo necesario

También es necesario revisar que tienes todos los documentos en regla. Por ejemplo, las licencias que necesitas.

Antes de firmar cualquier contrato con la empresa seleccionada para realizar la reforma, asegúrate de la composición del equipo de obras, quién va a ser tu interlocutor, los diferentes técnicos responsables de la reforma.

5. Mantén una buena comunicación con el contratista

Una comunicación constante y eficiente es fundamental para garantizar que la reforma de tu hogar se desarrolle sin problemas.

Establece una línea abierta de comunicación con los profesionales involucrados en el proyecto para abordar cualquier inquietud o cambio que pueda surgir durante el proceso:

Programa reuniones periódicas. Establece encuentros regulares con los profesionales para resolver dudas y tomar decisiones importantes.

Utiliza grupos de mensajería. Esto facilitará la comunicación rápida y eficiente, en especial para consultas y actualizaciones diarias.

Consulta informes de avance. Pide a los profesionales que te proporcionen informes periódicos sobre el progreso de la reforma.

6. Prepárate para imprevistos y ajustes en el plan

A pesar de una buena planificación y organización, pueden surgir situaciones inesperadas que requieran cambios en el diseño, los materiales o el tiempo de ejecución.

Aceptar esta posibilidad desde el principio te ayudará a enfrentarte a los contratiempos con más tranquilidad y flexibilidad.

Una forma efectiva de anticiparse a los imprevistos es reservar un fondo de contingencia dentro de tu presupuesto. Este fondo debe ser un 10 o 15 % del costo total del proyecto y te permitirá hacer frente a los gastos adicionales sin generar un estrés financiero innecesario.

Además, es importante mantener una actitud abierta y adaptable ante los cambios, ya que estos pueden dar como resultado mejoras en el resultado final de la reforma.

Foto: Ryan Ancill/Unsplash

7. Consejo extra

Si es posible, sal de la vivienda en la que estás haciendo la reforma, relájate y deja trabajar al equipo en el que has confiado.

 

Con información de: Idealista.com

¡No te vayas! No pierdas la oportunidad de leer:

Trece mil apartamentos asequibles de Nueva York estuvieron vacíos dos años

Evergrande niega que su solicitud a un tribunal de EE. UU. implique una bancarrota

Urban Camp, las minicasas portátiles y fáciles de montar para el urbanismo sostenible

Temas relacionados