Paneles solares: 10 preguntas que debes hacerte si tienes dudas sobre su compra

Si vas a hacer la inversión, deberías realizar una auditoría energética para ver cómo puedes reducir tu consumo.
paneles solares tejado
Para muchas personas, los paneles fotovoltaicos son la forma más fácil de autoconsumo de energía. Foto: Ulrike Leone/ Pixabay

¿Debes comprar o alquilar paneles solares para mi casa? Esa es una pregunta muy común para muchas personas que ven en los paneles la forma más fácil de autoconsumo de energía.

El mercado de la energía solar es confuso para muchas personas, es por eso que a muchos clientes les resulta difícil descifrar todas las variables que intervienen en la decisión final de instalar paneles solares en el tejado o techo.

Si quieres comprar e instalar paneles fotovoltaicos, probablemente te encuentres en un punto similar. Para ayudarte en el proceso, recopilamos 10 preguntas importantes que tienes que hacerte antes.

1. ¿Son los paneles fotovoltaicos la mejor opción para mí?

Hay muchas formas de alimentar nuestras casas con energía limpia. Por ejemplo, hay empresas energéticas venden electricidad limpia.

Suscríbete a

Comienza investigando la generación de energía de las compañías eléctricas que trabajan en tu zona, puede que ya te puedan suministrar energía renovable sin tener que hacer tu propia instalación de autoconsumo.

Otra posibilidad es contratar la energía solar comunitaria, una opción muy común en países como España. Estos proyectos suelen ser mucho más grandes que una instalación solar en el tejado, por lo que se benefician de su mayor escala.

Puede que no disfrutes del nivel de ahorro que proporciona una instalación propia de energía solar, pero tampoco tendrás que invertir tanto dinero en tus propios paneles ni esperar años para recuperar tu inversión.

2. ¿Mi techo es adecuado para la instalación de los paneles?

Antes de instalar paneles solares, tendrás que tener en cuenta el estado de tu techo y la cantidad de sol que recibe.

Si tienes muchos árboles centenarios que dan sombra a tu casa en verano, quizá sea mejor para ti la energía solar comunitaria en lugar de tener que «talar tus árboles para instalar un sistema solar de autoconsumo».

Si su tejado o techo está deteriorado, es posible que tengas que sustituirlo o repararlo antes de instalar los paneles solares. Incluso si el tejado está en perfectas condiciones, podría tener una mala orientación.

3. ¿Alquilar o comprar?

Hay dos posibilidades de conseguir paneles solares: Comprarlos tú mismo o pagar a una empresa para que te los preste. Cada forma tiene sus ventajas e inconvenientes.

Para comprar un sistema solar, necesitas hacer una inversión o pedir un préstamo. Si los tienes, te quedas con todos los beneficios de la energía solar.

El leasing elimina la necesidad de tener dinero en efectivo o pedir un préstamo. En su lugar, simplemente pagas una tarifa mensual al proveedor de energía solar. Esta opción de financiación fue crucial en otros países para el crecimiento de la industria solar hace años, cuando la tecnología era mucho más cara.

Si bien está la posibilidad de contratar energía solar comunitaria, es una opción poco conocida en nuestro país.

Si eres el propietario de los paneles, te quedas con todos los beneficios de la instalación solar. Si alquilas, cedes parte de ese valor a una empresa de energía solar para que se encargue de todo.

A la hora de decidir entre estas dos opciones, hay que comparar los pagos totales de por vida con el ahorro en la factura energética entre las propuestas de alquiler y de compra.

4. ¿Cuántos paneles fotovoltaicos necesito?

Una vez que hayas decidido la forma de financiación, tienes que calcular la capacidad que necesitas instalar.

Todo dependerá del tamaño de tu tejado o techo, de cómo le llegue la luz del sol o de la cantidad de electricidad que necesites.

Empieza por saber cuántos paneles harían falta para compensar tu consumo de electricidad y, a partir de ahí, el instalador podrá ofrecerte una oferta más amplia.

Ten en cuenta que la cantidad de electricidad que necesitas puede cambiar con el tiempo. Por ejemplo, si quieres comprar un auto eléctrico.

5. ¿Instalador local o gran empresa?

También tendrás que decidir con qué empresa vas a trabajar. Los instaladores varían en tamaño, encontrarás desde pequeños instaladores locales hasta grandes empresas multinacionales.

Las empresas más grandes tienen más infraestructura tecnológica y de atención al cliente. Además, pagan para mantener su gran infraestructura y gastan mucho dinero en «captar clientes», lo que puede influir en el precio final del equipo, materiales e instalación.

Los instaladores locales consiguen clientes a través de las referencias de otros clientes satisfechos, sin coste alguno. Así pueden ofrecerte un presupuesto más barato.

Sin embargo, la mejor recomendación que podemos decirte es que investigues y te comuniques con ambos tipos proveedores. Tómate el tiempo para escuchar sus propuestas y elige el que creas más te conviene en términos de calidad-precio-servicio.

6. ¿Debo reducir mi consumo de energía?

El primer objetivo es reducir tus necesidades de electricidad al máximo, y luego satisfacer esa menor necesidad mediante la energía solar.

Esto es mucho más rentable que invertir en una enorme instalación solar y recortar el consumo después. Invierte en eficiencia energética, en muchos casos será más barato y rentable.

Si vas a invertir en paneles solares, deberías realizar una auditoría energética para ver cómo puedes reducir la cantidad de energía que consumes. Aislamiento, ventanas, termostatos inteligentes o electrodomésticos más eficientes pueden ayudar.

Muchas de esas inversiones previas pueden ser más rentables que una gran instalación solar. Recuerda que la energía más barata y sostenible, es la que no se consume.

7. ¿Tengo una buena oferta para la instalación solar?

La energía solar en el techo o tejado es una gran inversión, en algunos casos tan cara como comprar un automóvil. Teniendo en cuenta el dinero que vas a invertir, merece la pena comparar precios.

Pide presupuestos de al menos tres, si no cinco proveedores. Opten presupuestos tanto de grandes empresas como de pequeños instaladores solares.

Compara las propuestas, llama a las empresas o instaladores para que te aclaren cualquier parte que no entiendas del presupuesto.

7. ¿Cuánto tardaré en amortizar la inversión solar?

El tiempo medio de amortización de una instalación solar será distinta dependiendo de la zona del mundo donde vivas, y dependiendo de la propia instalación, baterías, subvenciones públicas…

Si las facturas de la electricidad no son un problema en tu vida, es posible que la energía solar no ofrezca un periodo de amortización lo suficientemente atractivo como para convencerte de dar el salto. Pero si la factura de la luz te supone un gasto excesivo cada mes, la energía solar podría ser una gran inversión.

9. ¿Instalar batería?

Para lograr una verdadera autosuficiencia, necesitas más equipos. Se puede conseguir un generador diésel, pero eso conlleva la dependencia de los combustibles fósiles y la necesidad de almacenar combustible, además de mantenerlo.

La alternativa más limpia es conectar una batería a los paneles fotovoltaicos, creando un paquete conocido como «energía solar más almacenamiento».

De esta forma, la casa se desconecta de la red durante un corte, y luego funciona con la batería, que se recarga con los paneles solares. Los inconvenientes son el coste de las baterías y su limitada capacidad.

La visión de un sistema de batería solar que haga funcionar toda una casa indefinidamente está fuera del alcance de la mayoría de los consumidores.

Sin embargo, un sistema de almacenamiento de energía asequible te obligará a elegir los aparatos más importantes para mantenerlos conectados.

10. ¿Qué hacer después de la instalación solar?

Toda tecnología tiene una vida útil. Busca una garantía amplia para la «mano de obra», que cubra la instalación. Trata de conseguir paneles con garantías de 25 años para los equipos, lo que es habitual en los fabricantes de alta calidad.

solar panels
Como parte del análisis, es valioso saber cuántos paneles harían falta para compensar tu consumo de electricidad. Foto: Maria Godfrida/ Pixabay

Si una empresa no respalda sus productos durante tanto tiempo, ten cuidado.

Los paneles solares pueden durar décadas, pero si compras una batería, lo más probable es que tengas una garantía más pequeña.

Los inversores, una pieza crucial del equipo auxiliar, también pueden morir antes que los paneles. Asegúrate de saber cómo puedes sustituirlos cuando esto ocurra.

Si no hay incidentes inesperados, deberías poder olvidarte de los paneles solares en el tejado poco después de instalarlos y empezar a cosechar los beneficios cuando llegue la factura de la luz, que será mucho más pequeña.

Con información de: Eco Inventos

No está de más leer:

Las 5 razones por las que las ciudades necesitan árboles

Cumbre del Hábitat de Latinoamérica pide priorizar participación y proximidad

¿Cómo las olas de calor afectan la batería de un auto eléctrico?

Temas relacionados