Edificios de oficinas pospandemia en México son «pequeños» y en zonas no tradicionales

La mezcla de comercio a pie de calle con edificios de oficinas entremezclados con edificaciones multifamiliares han sido el gran atractivo en colonias emblemáticas.
Imagen: Solili

A lo largo del 2021 y durante el primer trimestre del 2022 el impulso para construir nuevas edificaciones corporativas ha estado dosificado y los escasos proyectos que dan inicio corresponden a edificios de formato pequeño.

Según la plataforma inmobiliaria mexicana Solili, tienen promedio de 1.500 a 3.000 metros cuadrados y se ubican en zonas con localización estratégica donde probablemente la sobreoferta no registre los altos valores como en algunos corredores de las principales ciudades mexicanas.

Por ejemplo, al cierre del primer trimestre del 2022, en Ciudad de México se iniciaron cuatro nuevas construcciones, aún en medio de una vacancia promedio de 23,1 %.

Las nuevas construcciones se han situado sobre los corredores Insurgentes y Reforma, en las categorías A y B y algunas de ellas sobre el formato de proyectos boutique.

Suscríbete a

Por las actuales condiciones que deja tras de sí la pandemia, estos proyectos logran captar el interés de los inquilinos que inclinan la balanza hacia espacios abiertos con zonas de esparcimiento como balcones y terrazas, atributos que estas edificaciones incluyen.

También destaca en estas zonas la marcada presencia del componente residencial que genera para los inquilinos un menor desplazamiento, en zonas que han mejorado su perfil de seguridad sobre la base de la mezcla de usos.

Preferencia por proyectos de uso mixto

La mezcla de comercio a pie de calle con edificios de oficinas entremezclados con edificaciones multifamiliares han sido el gran atractivo en colonias emblemáticas como Roma, Condesa, Nápoles y Narvarte. Además, ahora pueden ser edificados sobre zonas de mayor seguridad sísmica.

Otro nuevo proyecto que dio inicio durante el 1T 2022 está edificando en Mérida sobre el corredor Blvd. García Lavín en la colonia México, que dispone 50 % de oficinas y agregó 3.800 metros cuadrados al cronograma de construcciones en la ciudad yucateca.

Esta colonia sigue en la mira de los desarrolladores, se anunciaron dos nuevos proyectos de uso mixto con oficinas boutique para satisfacer la demanda de las empresas que necesiten estar cerca del centro de la ciudad.

El 2021 prácticamente no se pusieron en marcha nuevas construcciones en el resto de mercados medianos y emergentes, aunque en el caso de bajío con Querétaro durante el 2022 podría empezar tres proyectos combinando las tendencias de los cambios de uso de oficinas a apartamentos amueblados.

«Lo que sí resulta una constante es que los proyectos de oficinas que comienzan o darán inicio en el 2022 acotaran los tamaños de inversión sobre la selección de áreas netas que resulten de fácil absorción, acompañados de un riesgo medido sobre la base del tamaño de inversión», indican desde Solili.

El formato de usos mixtos es otra clave que permite minimizar la exposición al riesgo de construir únicamente oficinas, por lo menos hasta que se aclare el panorama de las empresas y se cierre la brecha de la vacancia.

No está de más leer:

Dinamarca acelera la construcción de islas de energía renovable

La ciudad más angosta del mundo que parece salida de un cuento de hadas

Los andamios perpetuos del Palacio de Justicia de Bruselas

Temas relacionados