Evergrande y dos de sus filiales suspenden cotización en la Bolsa de Hong Kong

La compañía china comenzó a dar señales de incapacidad para hacer frente a los pagos de sus bonos 'offshore' en 2021.
Vista de un barrio residencial en Hong Kong (China), en una fotografía de archivo. Foto: EFE/JEROME FAVRE

El gigante inmobiliario chino Evergrande congeló este lunes la cotización de sus acciones en la Bolsa de Hong Kong ante la publicación de un «anuncio con información privilegiada».

También suspendieron la negociación de sus acciones las dos subsidiarias de Evergrande cotizadas en Hong Kong, la filial de gestión inmobiliaria Evergrande Property Services y la fabricante de vehículos eléctricos Evergrande New Energy Vehicle.

Los escuetos comunicados no ofrecen información sobre qué tipo de anuncio efectuarán las compañías en cuestión ni de cuándo retomarán su cotización.

Según el diario shanghainés The Paper, el pasado jueves Evergrande habría cerrado la venta de su participación del 30 % en una promotora de la ciudad oriental de Nanjing, aunque por el momento se desconocen los detalles de la transacción.

Suscríbete a

Ese mismo medio informó también de que el conglomerado mantuvo una reunión con los acreedores de un bono ‘onshore’ valorado en 4.000 millones de yuanes (US$628 millones) en la que se acordó que el pago de los intereses devengados entre septiembre de 2020 y 2021 se posponga al noveno mes de este año.

Además, cabe recordar que el próximo miércoles (23 de marzo) Evergrande ha de afrontar el pago de unos us$2.100 millonesde un bono cotizado a través de la Bolsa de Singapur.

Temor financiero

Los temores sobre el estado financiero de la compañía aumentaron sensiblemente durante la segunda mitad de 2021, en la que la compañía —que acumula un pasivo superior a US$300.000 millones— comenzó a dar señales de incapacidad para hacer frente a los pagos de sus bonos ‘offshore’.

De hecho, algunas importantes agencias de calificación como Fitch indicaron en diciembre que ya consideraban que Evergrande —y a otras promotoras chinas como Kaisa— habían incurrido en una situación de impago de parte de sus deudas en el exterior.

La posición financiera de muchas inmobiliarias chinas empeoró después de que, en agosto de 2020, Pekín anunció restricciones al acceso a financiación bancaria a las promotoras que, como Evergrande, habían acumulado un alto nivel de deuda apoyando durante años su crecimiento en agresivas políticas de apalancamiento.

Las autoridades chinas ya han intervenido en la compañía, que anunció en enero que presentaría a sus acreedores una «propuesta preliminar de reestructuración» en los siguientes seis meses.

No está de más leer:

8 consejos para organizar la casa tras una mudanza

El «mejor edificio de NY» se vuelve una pesadilla para sus inquilinos multimillonarios

La inversión inmobiliaria europea alcanzará los US$363.900 millones en 2022

Temas relacionados