Galería: Una minicasa modular construida de madera negra y con un interior amplio

Esta diminuta residencia está conformado por tres módulos, que incluyen un dormitorio, una cocina y un baño.
Está inspirada en el diseño japonés shou sugi ban. Foto: Idealista

En Byron Bay, una ciudad costera en el estado de Nueva Gales del Sur, en Australia, se encuentra una ‘tiny house’ o minicasa elaborada con madera negra.

Se trata del hogar de una pareja llamada Samara y James, cuya residencia está inspirada en el método japonés, el shou sugi ban, que consiste en quemar la madera para hacerla más resistente al fuego y a las plagas.

Frank Macchia, un diseñador holístico, y el padre de Samara, colaboraron para diseñar esta tiny house en la que lograron implementar todas las ideas de diseño y movimientos que, en otras circunstancias, no se ejecutarían en un espacio pequeño.

A pesar de tener un tema oscuro tanto en el interior como en el exterior, la casa logra tener un aire de amplitud y equilibrio, lo que la hace muy atractiva.

Suscríbete a

Una atractiva minicasa

La casa está revestida de madera y está inspirada en el diseño japonés.

Para guardar la coherencia con el entorno, la minicasa fue diseñada de manera similar a la vivienda de los padres de Samara, que también se encuentra en la propiedad. De esta forma, se aporta consistencia y continuidad al diseño.

En realidad, se trata de un conjunto conformado por tres módulos, que incluyen un dormitorio, una cocina y un baño.

Además, estos módulos se pueden mover y reconfigurar si la casa necesita expandirse en el futuro. La configuración modular de la casa es notable y crea espacio para pequeñas terrazas intersticiales. Está rodeada de plantas en macetas y vegetación, lo que le da un toque de verde al espacio.

Una vivienda de madera negra que sobresale

Al entrar a la casa, se atraviesa una alcoba con mosquitero que crea una conexión entre el baño y la cocina.

La cocina cuenta con un fregadero y una placa de inducción, así como armarios y estanterías abiertas. Además, se han colocado tiras de iluminación LED para crear un ambiente cálido y acogedor.

También se ha instalado un práctico marco de madera para almacenar la torre de café frío de bricolaje de James.

Una vez que se sale de la cocina, se ingresa a un espacio de transición acogedor que contiene el armario de Samara, escondido detrás de una puerta delgada, lo que lo hace muy discreto.

En el dormitorio se encuentra una cómoda cama, un pequeño rincón y el armario de James.

Además, una gran ventana permite que entre la luz natural y se puede cubrir con una persiana que la transforma en una pantalla de cine con la ayuda de un proyector que se coloca en el armario.

La casa también cuenta con una ducha fresca al aire libre.

Con información de: Idealista.com

¡No te vayas! No pierdas la oportunidad de leer:

“Maya: The Exhibition” exalta el legado maya y honra su actualidad

¿Cuál es el edificio más alto de todo El Salvador?

Maawa X, una vivienda de emergencia que cabe en una maleta

 

Temas relacionados