⥊ Segunda parte ⥋

Edificaciones esenciales: ¿Cuáles son y por qué es importante atenderlas antes de un fuerte sismo?

edificaciones sismo
Una evaluación estructural en edificaciones evidencia el riesgo en inmuebles esenciales durante un evento de gran magnitud.

Estar preparado para cuando ocurra un fuerte sismo incluye también considerar las edificaciones esenciales para enfrentar las primeras horas después del evento.

Esto es algo que el país no debe pasar por alto y comenzar a anticiparse para reducir la magnitud del impacto, de acuerdo con el segundo ‘Informe de evaluación estructural rápida en edificaciones de la ciudad de Guatemala’, realizado por Miyamoto Internacional con apoyo de otras instituciones. 

En el informe se analizaron las estructuras de 25 edificaciones ubicadas en la capital de Guatemala y áreas de Mixco.

La selección de las construcciones se hizo bajo criterios de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred). En la muestra se incluyeron 16 escuelas, cinco edificaciones destinadas a servicios de salud, dos centros comerciales, un mercado y un centro de convenciones.

Suscríbete a

“Para completar el estudio que se hizo a nivel probabilístico, tomamos estos 25 casos para tener una mirada por dentro de la estructura”, explica Raúl Salguero, gerente nacional de programa de Miyamoto Internacional, quien participó en los estudios elaborados en el Programa PREPARE Guatemala, para reducir el impacto social y económico de los terremotos. 

Los resultados de la investigación dan una idea de cómo se encuentran este tipo de edificaciones, así como algunas recomendaciones para reforzar ciertas estructuras. 

Hallazgos

En este análisis se encontró que las edificaciones de centros comerciales como Tikal Futura, Galerías Prima, Parque de la Industria y el IGSS de Rehabilitación Pamplona, reportan bajo nivel de riesgo, mientras que centros educativos y algunos centros de salud tienen un riesgo alto debido a fallas existentes o falta de mantenimiento.

El informe menciona que la edad del patrimonio construido lo hace más débil ante eventos como el sísmico, esto se debe a la práctica de construcción de la época y a la inversión en los edificios públicos. 

Desde el punto de vista estructural, algunos centros comerciales son estructuras bastante bien construidas, al menos las evaluadas, comenta Salguero.

También se analizaron algunos centros de salud y centros educativos. Salguero amplía que el alto riesgo en las edificaciones educativas es porque hay una fuerte correlación entre la calidad de la construcción y la edad de estas estructuras. 

“Son construcciones muy antiguas, la mayoría son construcciones de más de 50 años, que no se les ha dado mantenimiento”, puntualiza.

Se requiere corregir las vulnerabilidades

En el informe se indica que muchas de las vulnerabilidades pueden ser corregidas y ajustadas de manera sencilla o al menos práctica, y que de no corregirse, estas pueden presentar un riesgo alto

Para Salguero, el estudio permite “tomar acción”, en las edificaciones que tienen riesgo, es decir, se les puede hacer un reforzamiento o volver a construir.

“Quizá nosotros no tenemos cultura constructiva de este tipo en Guatemala, en el sentido de que construimos algo y esperamos que dure para siempre”, resalta.

Sin embargo, las estructuras antiguas representan riesgo. Todo lo que es antiguo probablemente pudo resistir el terremoto de 1976, pero no necesariamente va a resistir el siguiente terremoto”, añade Fernando Callejas, director general de Terracon. 

Este podría ser el caso de las escuelas, ya que muchas son construcciones antiguas que ya no cumplen con los códigos actuales, ni se les ha dado mantenimiento.

Construcciones actuales

Según Juan Carlos Alonso, director de la Unidad de Construcción de Edificios del Estado (UCEE), del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda, no han tenido acceso al informe de esta investigación de Miyamoto Internacional.

Sin embargo, se comprometió a revisarlo y verificar si alguno de los centros educativos analizados ya tuvieron algún tipo de intervención de la UCEE o bien si se encuentra en planificación.

Alonso explica que en esta administración se han intervenido 106 establecimientos con remozamiento, y se han realizado 97 intervenciones en proyectos de inversión nueva (escuelas, y puestos y centros de salud).

Amplia que la UCEE construye la nueva inversión con la normativa vigente, y va desde los cimientos hasta completar la obra.

En el remozamiento, el Departamento de Planificación comprueba el estado de los centros educativos para evaluar si es factible darles mantenimiento o si debe ser demolido. Estos trabajos se hacen a solicitud del Ministerio de Educación.

Si la estructura tiene muros o áreas que sean vulnerables a sismos, se refuerza o reconstruye para evitar tragedias, agrega.

Prioridad a la infraestructura crítica

Para Callejas, —quien no participó en estudio, pero conoce del tema— los resultados de esta investigación demuestran que hay que realizar una evaluación general de la infraestructura pública.

A la hora de que haya un evento, la infraestructura pública es crítica porque ¿dónde se van a reunir las personas, en el hospital, en la escuela? Estas son las que deben de permanecer y deberían de ser catalogadas como estructuras esenciales”, resalta.

El experto enfatiza en que cuando hay un sismo, los edificios como hospitales, centros de salud, escuelas y otros edificios de servicios, deben resistir para que funcionen después.

A su criterio, la escuela debe ser de las mejores estructuras de la comunidad y debería de funcionar porque en una emergencia de este tipo se puede convertir en un centro de acopio, un lugar para atender heridos o albergue. 

“Toda esa infraestructura que es pública debería ser tratada como una estructura esencial, resalta.

Atención primaria y preventiva

“Sabemos que un próximo sismo fuerte o terremoto va a ocurrir, solo es cuestión de tiempo, lo que no sabes es cuándo va a ocurrir”, dice Salguero.

Por ello, considera como prioritario que ya con los escenarios planteados con estas investigaciones se puedan “tomar acción preventiva”, para asegurarse que las organizaciones o los organismos de atención primaria puedan resistir el evento.

Los expertos consultados coinciden que es algo crítico al que hay que ponerle mucha atención desde los diferentes actores —gobierno, sector privado, academia, sociedad civil—.

Aquí puedes leer el informe completo “Informe de evaluación estructural rápida en edificaciones de la ciudad de Guatemala”:

Diseño de imagen de portada y animaciones: Gabriel López Morales/RI

Esta es la segunda publicación de una serie de artículos relacionados con los estudios realizados por Miyamoto, con el apoyo de otras organizaciones.
Aquí puedes leer la primera parte:

Guatemala: Estudio revela los posibles daños de un “fuerte sismo” con escenarios para el día y la noche