Las remesas y su relevancia en el sector de vivienda

El 29,2 % del total de las remesas se destina a algo relacionado con vivienda.
Guatemala es el octavo país del mundo que más remesas recibe. Foto: Kostiantyn Li/Unsplash

El ingreso de remesas familiares, provenientes en su mayoría de EE. UU., cada vez cobra mayor relevancia en la economía guatemalteca, y en especial en la construcción de vivienda. 

Panorama general. En 2022 el país registró US$18.040 millones de remesas, según cifras del Banco de Guatemala (Banguat), y para este año se superarán los US$20.000 millones. Esto representa el 19 % como porcentaje del PIB.

  • Durante el XV Foro Nacional de Vivienda Social, el 4 de octubre de 2023, Paul Boteo, director ejecutivo de la Fundación Libertad y Desarrollo, habló sobre la relevancia de las remesas en el sector de la vivienda. 
  • En su ponencia, explicó el comportamiento en los últimos años y el aporte que estas tienen en la economía de Guatemala. 

 

Voces. Según Boteo, el crecimiento del PIB per cápita en los países de América Latina depende del precio de las materias primas, mientras que en Guatemala se debe a las remesas.

  • Guatemala es el octavo país del mundo que más remesas recibe, de acuerdo con datos del Banco Mundial, y el segundo en América Latina. Solo lo supera México, que recibió US$61.000 millones, dijo Boteo. Como porcentaje del PIB a nivel mundial, Guatemala ocupa el décimo séptimo lugar.
  • “Las remesas sí son un fenómeno impresionantemente alto, que no es natural en el resto de los países desarrollados, ni en América Latina”, destacó. 
  • Entre las razones de los guatemaltecos para irse del país, según una encuesta de la OIM en 2022, están: para mejorar los ingresos (85,3 %), por unificación familiar (3,84 %) y para comprar una vivienda (2,7 %). 

¿A qué se destina esas remesas? 

Cambios. Entre 2016 y 2022 existe un cambio en el patrón del destino de las remesas, explicó Boteo —quien utilizó datos de la encuesta de la OIM—, ya que se incrementó el consumo al pasar de 35,0 % a 43,8 %, mientras que el consumo intermedio pasó de 7,2 % a 14,6 %; la inversión y ahorro que estaba en 52,5 % decayó a 29,3 %, en tanto la inversión social subió de 8,0 % a 12,3 %. 

Suscríbete a

  • El director ejecutivo de Fundación Libertad y Desarrollo explicó que estos incrementos representan que más remesas se dedican a emprendimiento, educación y salud, esto último por el contexto de la pandemia. 
  • Además, del 43,8 % de las remesas que las familias dedican a consumo se gastan principalmente en: alimentos (17,5 %), vivienda (9,4 %), transporte (4,8 %) y mantenimiento o servicios (2,7 %).  

 

Zoom. Boteo hizo un acercamiento a los datos de la encuesta de la OIM para profundizar sobre su representación en la construcción.  

  • Del total de las remesas se destinan 9,4 % para vivienda, 12,1 % para construcción de vivienda, 4,3 % para compra de vivienda, 1,8 % para compra de terrenos y 1,6 % para reparación de vivienda.
  • “Si se suman los diferentes porcentajes, nos dice que el 29,2 % del total de las remesas se destinan a algo relacionado con vivienda”, resaltó el directivo.
  • Agregó que de los US$18.000 millones, significa que son US$5.315 millones los que se dedican al sector de vivienda. “Es significativo”. 
Paul Boteo, director ejecutivo de Fundación Libertad y Desarrollo, durante su ponencia. Foto: Geldi Muñoz/RI

¿Qué tan importante es la cifra para el sector construcción? 

Por qué importa. El experto añadió que, si se da un paso más adelante para saber y se suma el PIB del sector de construcción y las actividades inmobiliarias, estos dos sectores más o menos representaron Q93.885 millones en 2022.  

  • Al hacer la conversión a quetzales con un tipo de cambio de Q7,85 nos da Q41.722 millones. “Esto sería el 41,7 % de ambos sectores. Esa es la importancia de las remesas en el sector construcción. Es un montón”. 
  • Amplió que, sin embargo, el dato es del valor agregado de cada sector productivo y no el total de venta de estos, por tanto, el peso relativo de las remesas es menor. Pero si se toma en cuenta este factor, al final las remesas dedicadas a vivienda representarían el 26,1 % del sector de construcción y actividades inmobiliarias.  
  • “Esa es la importancia de las remesas dentro del sector construcción y de actividades inmobiliarias, sin duda es fundamental. Piensen un año en que no hubiese remesas y vamos a ver cómo serían las proyecciones”, manifestó.

¿Cómo se puede aprovechar ese aporte? 

Lo indispensable. En el panel sobre ‘Retos y estrategias para la vivienda social urbana’, el moderador Juan Carlos Zapata, de Fundesa, preguntó sobre lo que hace falta en Guatemala para que esas remesas se conviertan en inversiones más estratégicas y ayuden a reducir el déficit habitacional

  • Carlos Barillas, gerente general de Innovaterra, refirió que uno de los retos es la formalización de las remesas invertidas en construcción.
  • En diferentes áreas del país, si bien las remesas se destinan a vivienda, las familias no tienen certeza jurídica sobre la propiedad o esa casa sigue siendo parte del déficit por estar en zonas de riesgo
  • Para que una vivienda se vuelva un elemento transformador de la economía debe estar ubicado en zonas seguras y contar con títulos de propiedad. Esto puede ayudar a las familias a hipotecar esa propiedad para generar otro recurso adicional y escalar en su condición económica.

 

Oportunidad. Para Boteo, el sector construcción debe pensar en soluciones de vivienda para ese mercado. Eso tiene que ver con las necesidades particulares de las familias, así como innovar en el pago. 

  • Un ejemplo son las empresas desarrolladoras que reciben los pagos desde EE. UU, lo cual les permiten a los migrantes decidir desde allá cómo quieren su vivienda, el diseño y los materiales. 
  • Barillas añadió que se puede crear oferta de vivienda a personas que migraron a EE. UU. en sus comunidades de origen. Esto ayudaría al proceso de formalización de los flujos de remesas para que no solo se destine a la compra de materiales, sino a la producción de un bien efectivo. 
  • Además, destacó que según análisis, el tiempo promedio que una persona manda remesas es de 10 años. Por lo que se puede impulsar hipotecas de vivienda con plazo de pago entre 8 y 10 años. O bien, impulsar el financiamiento para construcción de vivienda con personas que poseen remesas y tienen la intención de financiar proyectos en sus comunidades. 

 

Beneficios. Lograr que el país sea de propietarios de vivienda es fundamental, por los beneficios económicos brinda al dar mayor estabilidad política y económica, puntualizó Boteo. 

¡No te vayas! No pierdas la oportunidad de leer: 

Honduras: Conoce los requisitos que pide Banhprovi para otorgar un financiamiento

¿Cuál es el comportamiento de la vivienda en algunos países europeos?

Ni Florida ni Nueva York: Las 9 mejores ciudades para vivir en EE. UU. en 2023 

Temas relacionados