viviendas
Fotografía tomada de Telemundo San Diego para fines ilustrativos.

Las ventas de viviendas usadas en EE. UU. cayeron en abril de manera inesperada, según el informe de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, en inglés). La razón es una combinación de mayores tasas hipotecarias y precios que pesaron sobre la demanda, provocando un revés para el mercado.

 

Es noticia. El análisis dio a conocer que el inventario aumentó el mes pasado a un máximo de dos años y medio. Las viviendas de nivel básico continúan siendo escasas, esto genera una segunda caída mensual consecutiva en las ventas.

  • Las ventas residenciales cayeron un 1,9% el mes pasado a una tasa anual ajustada estacionalmente de 4,14M de unidades de viviendas usadas.
  • “Las limitaciones de la oferta están haciendo tanto para frenar las ventas como la debilidad del lado de la demanda”, comenta Oliver Allen, economista senior estadounidense de Pantheon Macroeconomics.
  • Agrega que, el sector de vivienda usada podría experimentar estancamiento en las ventas o incluso caer un poco más en los próximos meses.

 

El mercado inmobiliario tambalea

Visto y no visto. Las ventas de abril probablemente reflejan contratos firmados en los dos meses anteriores, cuando la tasa promedio de la popular hipoteca de tasa fija a 30 años rondaba justo por debajo del 7%.

  • La caída se vio reflejada en las cuatro regiones. Economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que las ventas de viviendas usadas aumentarían a una tasa de 4,21M de unidades. Las reventas de viviendas se contabilizan al cierre del contrato.
  • Los economistas no esperan una caída significativa de las tasas hipotecarias hasta que la Reserva Federal comience a recortar las tasas de interés.
  • El banco de EE. UU. ha elevado su tasa de interés de referencia a un día en 525 puntos básicos desde marzo de 2022 para frenar la demanda en la economía y controlar la inflación.

 

Lo indispensable. La Reserva Federal ha mantenido su tasa de política sin cambios en el rango actual de 5,25%-5,50% desde julio.

Suscríbete a

  • Los mercados financieros esperan que el banco central inicie su ciclo de flexibilización en septiembre.
  • Se espera que la inversión residencial se desacelere considerablemente en el segundo trimestre después de registrar un crecimiento de dos dígitos en el trimestre enero-marzo.
  • Las acciones en Wall Street estuvieron mixtas. El dólar subió frente a una cesta de monedas. Los precios del Tesoro estadounidense cayeron.

 

Datos. El inventario de viviendas aumentó un 9% a 1,21M de unidades el mes pasado, el nivel más alto desde octubre de 2021. La oferta aumentó un 16,3% respecto al año anterior.

  • Sin embargo, la oferta se mantiene por debajo de los 1,8 millones de unidades reportados en abril de 2019, meses antes de la pandemia de COVID-19.
  • Muchos propietarios tienen tasas hipotecarias inferiores al 4%. El llamado “bloqueo de tipos” está privando de oferta al mercado inmobiliario.
  • Las propiedades normalmente permanecían en el mercado durante 26 días en abril, frente a los 22 días del año anterior. Alrededor de dos tercios de las casas recibieron contrato dentro del mes siguiente a su inclusión en la lista, en consonancia con una oferta de viviendas aún escasa.

 

¿Cuál es el panorama futuro?

Qué destacar. El aumento en el inventario se concentró en viviendas con un precio de US$1M o más, donde la oferta aumentó un 34% respecto al año anterior. Las ventas en este rango de precios se dispararon un 39,7% respecto al 2023.

  • Las casas con precios de US$100.000 o menos registraron una caída del 7,1%. Mientras que las que superan ese rango (hasta US$250,000) aumentaron un 0,1%.
  • Al ritmo de ventas de abril, se necesitarían 3,5 meses para agotar el inventario actual de viviendas existentes, frente a los 3,0 meses de hace un año. Un suministro de cuatro a siete meses se considera un equilibrio saludable entre oferta y demanda.
  • l menos el 27% de las casas vendidas el mes pasado estaban por encima del precio de cotización, lo que indica la prevalencia de ofertas múltiples en algunas áreas.

 

Entre líneas. Los compradores por primera vez representaron un tercio de las ventas, la proporción más alta desde enero de 2021 y un aumento desde el 29% hace un año. Según economistas y agentes, esta proporción se mantiene por debajo del 40% necesario para un mercado sólido.

  • Las ventas en efectivo representaron el 28% de las transacciones en abril, sin cambios respecto al año anterior.
  • Respecto a las ventas en dificultades, en su mayoría ejecuciones hipotecarias, representan únicamente el 2% de las transacciones. Una proporción que ha aumentado constantemente desde el 1%, tasa que prevaleció el 2023.
  • “Los costos de endeudamiento caerán desde donde están ahora, pero no lo suficiente como para compensar completamente los efectos de ‘bloqueo’ de las tasas hipotecarias, que seguirán frenando los volúmenes de ventas”, explica Thomas Ryan, economista de Norteamérica de Capital Economics.

 

Con información de ET Realty / Reuters

 

También te puede interesar leer:

¿Cuáles son las oportunidades para el Real Estate en 2024?

¿Llegó el fin a la comisión del 6% en las compraventas de viviendas en EE. UU.?

Ingresos vs. costos: el dilema de adquirir vivienda en EE. UU.

Temas relacionados