5 cosas a considerar antes de comprar una segunda casa

Invertir en una segunda residencia puede ser muy atractivo para muchos, pero primero es necesario investigar y planificar la compra.
Una segunda casa la puedes utilizar en las vacaciones, como residencia secundaria de trabajo o propiedad de inversión. Foto: Abbilyn Zavgorodniaia/Unsplash

La compra de una segunda vivienda puede ser una excelente inversión, siempre y cuando se investigue y planifique con anticipación.

De lo contrario puede resultar también en un dolor de cabeza y ocasionar dificultades financieras si no se está preparado para ello.

Point2 comparte cinco cosas a considerar antes de comprar una segunda vivienda.

1. ¿Para qué la piensas usar?

Si solicitas un préstamo para comprar una segunda propiedad, quien te vaya a financiar necesitará saber qué planeas hacer con el inmueble.

Suscríbete a

Puede ser que la segunda vivienda la deseas utilizar en las vacaciones, como residencia secundaria de trabajo o propiedad de inversión.

Toma en cuenta que las propiedades de inversión suelen ser más difíciles de financiar ya que los prestamistas las consideran más riesgosas.

Como tal, una hipoteca sobre una casa de vacaciones o una residencia secundaria tiende a tener una tasa de interés más baja que una sobre una propiedad de inversión.

2. ¿Cómo la financiarás?

La mayoría de las personas necesitarán pedir un préstamo para comprar una segunda casa.

Dependiendo del plan que tengas para usar la segunda casa, tienes algunas opciones diferentes.

En EE. UU, una casa de vacaciones o residencia secundaria, puede calificar para una hipoteca convencional, una hipoteca secundaria o incluso un préstamo considerable.

También  podrías considerar refinanciar tu hipoteca actual. Por ejemplo, si tienes una buena cantidad de capital, puedes calificar para una línea de crédito con garantía hipotecaria o un refinanciamiento con retiro de efectivo.

En el caso de este último, cambia tu hipoteca existente por una nueva y más grande, y así obtienes acceso a la equidad que has acumulado en tu residencia principal.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Point2 (@point2)

3. ¿Tienes los fondos para adquirirla?

Cualquiera que sea la opción de financiamiento que elijas, es esencial crear un presupuesto preciso y asegurarte de que puedes pagar tanto los costos de cierre como los continuos relacionados con la propiedad de una segunda casa.

Considera lo siguiente:

Pago inicial: los prestamistas generalmente requieren un pago inicial de al menos el 25 % para una segunda casa.

Requisitos de la relación deuda-ingreso (DTI): por lo general, necesitarás un DTI del 43 % o menos para calificar para una segunda hipoteca.

Costos de mantenimiento: es posible que debas renovar o reparar partes de tu segunda casa antes de poder usarla.

Servicios públicos: estos no suelen ser altos para las casas de vacaciones, pero si estás alquilando tu segunda casa, deberás mantenerte al tanto de los servicios públicos.

Seguro: la mayoría de los prestamistas insisten en que se contrate un seguro integral, ya sea que estés alquilando o utilizando la segunda casa como residencia de vacaciones.

Impuestos: además de los impuestos regulares sobre la propiedad, es posible que debas pagar un impuesto de traspaso.

Extras: piensa en el mobiliario y la decoración.

4. No tienes que hacerlo solo

Muchas personas optan por dividir el costo de una segunda casa entre amigos y familiares. Esta puede ser una excelente manera de ahorrar dinero y obtener un activo que beneficie a todos.

Pero, a pesar de la confianza que se tengan, hay que tratarlo como un acuerdo comercial. De lo contrario, las cosas pronto pueden volverse más complicadas que convenientes.

5. Ten un plan para cuando no la estés usando

Independientemente de lo que planees hacer con tu segundo hogar, vale la pena tener un plan para cuando no se esté utilizando.

Por ejemplo, si planeas alquilarlo, debes prepararte para el hecho de que es posible que no encuentres un inquilino de inmediato.

Del mismo modo, si la estás utilizando como casa de vacaciones, ¿qué pasará con la casa mientras no estés allí? ¿Se puede alquilar a otros turistas? ¿Necesitarás contratar una empresa de administración para que se encargue de cosas como el mantenimiento?

Piensa en tus opciones y formula un plan sólido.

Con información de: realestatemarket.com.mx

¡No te vayas! No pierdas la oportunidad de leer:

El país dispone de 62 cargadores para vehículos eléctricos

EE. UU.: así será el mercado de vivienda para compradores de primera vez en 2023

5 reformas en casa para dar la bienvenida a 2023

 

Temas relacionados