Airbnb demanda a NY por restringir sus alquileres a corto plazo

El próximo martes la plataforma orientará a sus clientes sobre las consecuencias de las restricciones en las reservas posteriores al 1 de julio.
airbnbn demanda nueva york
Airbnb dijo que ha tenido que “plantarse” tras “agotar todos los caminos disponibles hasta una solución sensata”. Foto: Alba Vigaray/EFE

Airbnb interpuso una demanda este jueves a la ciudad de Nueva York por las restricciones que aplicará a partir de julio sobre sus alquileres a corto plazo, que obligan a los anfitriones a registrarse ante la administración local.

Nueva York, que es uno de los principales mercados de Airbnb, aprobó el año pasado una ley cuyas normas empezará a imponer este 1 de julio.

El objetivo de la norma es regular el negocio de los alquileres a corto plazo y a atajar las actividades ilegales en un momento en el que la gran urbe turística sufre una crisis de vivienda.

demanda documento
En una demanda separada, los anfitriones agregan que las medidas, además, violan su derecho a la privacidad.

La empresa argumenta en su demanda, secundada por un grupo de anfitriones, que las nuevas medidas suponen “una prohibición de facto de los alquileres a corto plazo” en la ciudad y que reducirán “drásticamente” los alquileres disponibles.

Suscríbete a

Airbnb dijo que su preferencia es “trabajar con la ciudad en un marco regulatorio que diferencie entre los neoyorquinos que comparten su espacio responsablemente y los operadores de hoteles ilegales”.

Sin embargo, agrega que, ha tenido que “plantarse” (con su demanda) tras “agotar todos los caminos disponibles hasta una solución sensata”.

La demanda de los anfitriones

Muchos anfitriones se quejaron de que el sistema de registro de la administración local “complica más las cosas” que hace “casi imposible” lograr la luz verde para operar.

Según la demanda, Airbnb prevé que solo un “número minúsculo” de los anfitriones lo consiga.

Aparte de eso, Nueva York impone otras medidas descritas como “punitivas y gravosas”:

— Prohíbe a los anfitriones poner cerrojos internos en las puertas de las habitaciones

— Alquilar apartamentos enteros en los que no estarán presentes por motivos como un viaje.

En una demanda separada, los anfitriones agregan que las medidas, además, violan su derecho a la privacidad, ya que se les requiere dar información “sensible” sobre su hogar.

Además, les obligan “injustamente a entender una red compleja de códigos” legales.

Airbnb dijo que está pendiente de sí la administración o el tribunal “cambian la fecha actual” de aplicación de las medidas.

El próximo martes (6 de junio) la plataforma de alojamientos turísticos orientará a sus clientes sobre las consecuencias de las restricciones en las reservas posteriores al 1 de julio.

Con información de: EFE

¡No te vayas! No pierdas la oportunidad de leer:

Joven cuenta cómo fue vivir en el edificio de apartamentos que se derrumbó en Iowa

Ross Perot Jr.: “La recesión inmobiliaria es inminente si los bancos dejan de dar préstamos”

Vivienda en EE. UU.: Los precios mensuales aumentaron en marzo

Temas relacionados

Suscríbete a nuestro newsletter

Síguenos en nuestras redes sociales

Reciente