Las ciudades más y menos caras para vivir en Europa, según The Economist

Para comparar el coste de la vida en distintas monedas, todos los precios se convirtieron a dólares.
ciudades caras the economist
El continente europeo sufrió una crisis del coste de la vida en 2022. Foto: Pixabay

Europa occidental se abarató en general en relación con sus pares del resto del continente en el último año, según la última Encuesta Mundial sobre el Coste de la Vida que realizó The Economist.

Aunque las ciudades más caras de Europa, como Zúrich, Ginebra y París, se mantuvieron cerca de los primeros puestos de la clasificación, el continente ocupó solo cinco de los 20 primeros puestos en 2022.

Las ciudades de Europa del Este, excluidas las rusas, cayeron una media de siete puestos. Las británicas descendieron 21 puestos de media. De las 10 ciudades que más cayeron en la clasificación, cinco son europeas.

La encuesta, que compara los precios de más de 200 productos y servicios en 172 ciudades, está diseñada para ayudar a las empresas a calcular los ajustes del coste de la vida para los emigrados.

Suscríbete a

Para ayudar a comparar el coste de la vida en distintas monedas, todos los precios se convierten a dólares.

El dólar se revalorizó en 2022 debido a las agresivas subidas de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal, la agitación de los mercados y el temor a una recesión.

Esto ha hecho bajar los costes relativos un 5,5 % en los países de la zona euro y un 10,5 % en Gran Bretaña.

Si las divisas se hubieran mantenido estables en 2022, The Economist calcula que las ciudades alemanas incluidas en su clasificación habrían subido una media de cuatro puestos. En cambio, han descendido 16.

De hecho, las únicas ciudades europeas que subieron puestos en esta clasificación este año, aparte de Reikiavik, estaban todas en Rusia.

Ciudades rusas

Si bien los analistas emitieron pronósticos sombríos para el rublo tras la invasión rusa de Ucrania, a finales de abril recuperó todas sus pérdidas, debido a las subidas de los tipos de interés, los controles de capital y los altos precios del petróleo y el gas.

Mientras tanto, los precios al consumo en Rusia se han disparado. Según The Economist, en 2022 los precios subieron un 17 % en Moscú y un 19 % en San Petersburgo.

Con una moneda más fuerte y una inflación elevada, las dos ciudades subieron 88 y 70 puestos respectivamente en la clasificación de ciudades caras del mundo.

Las ciudades europeas figuran entre las más caras del mundo para los emigrantes.

El continente europeo sufrió una crisis del coste de la vida en 2022. Los precios al consumo subieron aproximadamente un 8 % interanual. Los precios de la energía subieron un 29 %.

Sin embargo, para el 2023, gracias sobre todo a la volatilidad de los mercados de divisas, se espera que sean algo más asequibles.

Aquí puedes leer un resumen del informe Worldwide Cost of Living 2022 de ‘The Economist’:

¡No te vayas! No pierdas la oportunidad de leer:

El transporte público de Antigua Guatemala tendrá tres buses eléctricos

Las casas de vacaciones más increíbles del mundo, según serie de Netflix

Varso Tower, el nuevo rascacielos más alto de Europa con 310 metros de altura

Temas relacionados