Compradores de vivienda se mudan con familiares para ahorrar dinero

Un tercio de los posibles compradores en EE. UU. se ha mudado con sus padres u otra familia para ahorrar el dinero que destinarán a comprar una casa. 
Las tasas hipotecarias elevadas erosionan el poder adquisitivo de los compradores. Foto: Zac Gudakov/Unsplash

En la temporada de compras de otoño, los posibles compradores de vivienda que enfrentan desafíos de asequibilidad en EE. UU. pueden estar convirtiendo a sus padres y familiares en co-compradores o compañeros de cuarto.

Panorama. Esto lo reveló una encuesta de Realtor.com y Censuswide, en donde los recientes requisitos de regreso a la oficina y los altos costos del cuidado infantil también pueden estar impulsando a los compradores de viviendas a considerar la proximidad y el apoyo familiar en sus planes de compra.

  • De los encuestados que planean comprar una casa en los próximos 12 meses, la mitad (51 %) recurre a sus padres para que los ayuden a prepararse para la adquisición, y casi un tercio (29 %) dice que ya se ha mudado con sus padres para ahorrar dinero y otra cuarta parte (22 %) considerarían hacerlo.
  • Un tercio (32 %) de los encuestados incluso cohabita con otros familiares para ayudar a ahorrar suficiente dinero para comprar una casa, incluidos hermanos, tíos y primos, y otro 24 % consideraría hacerlo.

Compartir el cuidado de los niños y reducir los gastos

Planes. Además de los ahorros a corto plazo que proporciona vivir con la familia, muchos planean permanecer cerca de la familia incluso después de haber comprado una casa cerca de sus familiares.

  • El 28 % de los encuestados que planean comprar una casa el próximo año lo hacen en parte para estar más cerca de su familia.
  • Muchos están motivados por razones financieras y por compartir el costo y las responsabilidades del cuidado de los niños.
  • Ayudar a cuidar a otros niños de la familia fue citado como una de las razones principales por este grupo (50 %), seguido de la necesidad de ayuda asequible para cuidar a sus propios hijos (44 %).

 

Costo. Otras razones para comprar cerca de la familia fueron porque les gustaba la zona, los precios o costo de vida se volvieron demasiado altos donde viven actualmente o por problemas de salud.

Suscríbete a

Compra conjunta y convivencia con la familia a largo plazo

Convivencia. Debido a que la asequibilidad de la vivienda sigue siendo una barrera para posibles compradores, la convivencia o la compra conjunta con la familia ganó una popularidad significativa en los últimos años.

  • El 83 % de los encuestados consideraría comprar una casa para vivir juntos, como residencia principal, con alguien que no sea su cónyuge o pareja, incluido un familiar extendido o un amigo.
  • Además, los encuestados estaban más abiertos a comprar una casa con su hijo (37 %), una pareja romántica con la que no están casados ni comprometidos (31 %); un hermano, primo u otro familiar de la misma generación (27 %), y sus padres o suegros (23 %).

 

Voces. Danielle Hale, economista jefe de Realtor.com, expresó que las desafiantes condiciones del mercado de este año están cambiando el comportamiento de los compradores, e impulsa a más personas a explorar situaciones de vida alternativas que quizás no habían considerado en el pasado.

  • Agregó que las tasas hipotecarias elevadas erosionan el poder adquisitivo de los compradores en un momento en que el número constantemente bajo de viviendas en venta mantiene los mercados inmobiliarios competitivos.
Con información de: Realestatemarket.com.mx

¡No te vayas! No pierdas la oportunidad de leer: 

Costa Rica: Invierten ¢30.800 millones en 14 proyectos de vivienda social

La Laguna, una antigua fábrica textil en México reconvertida en estudios de arte

Precios de vivienda en EE. UU. disminuyeron en septiembre

Temas relacionados