Compraventa de vivienda en EE. UU. cae un 3,3 % en junio

La debilidad en el mercado se debe a una escasez crítica de suministro, destacan los expertos.
El precio medio de una casa vendida en junio fue de US$410.200. Foto: Paul Nylund/Unsplash

Las ventas de casas usadas cayeron un 3,3 % en junio en comparación con mayo, a una tasa anualizada ajustada estacionalmente de 4,16 millones de unidades, según la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, siglas en inglés).

La debilidad en el mercado inmobiliario de EE. UU. no se debe a la falta de demanda. Se trata de una escasez crítica de suministro, destacan los expertos.

“El mercado puede absorber fácilmente que el inventario se duplique”, agrega el economista jefe, Lawrence Yun.

A finales de junio, había 1,08 millones de viviendas en venta, un 13,6 % menos que en junio de 2022.

Suscríbete a

“Al ritmo de ventas actual, eso representa una oferta de 3,1 meses. Un suministro de seis meses se considera equilibrado entre el comprador y el vendedor”, afirma Yun.

Bajan las ventas, y los precios se acercan a máximos ante la falta de oferta

Esa dinámica mantiene la presión sobre los precios de las viviendas. El precio medio de una casa vendida en junio fue de US$410.200, el segundo precio más alto jamás registrado por los agentes inmobiliarios, solo superado por junio de 2022, pero apenas un 1 %.

Esta medida, también refleja lo que se está vendiendo, y en este momento, con tipos hipotecarios mucho más altos que el año pasado, el extremo inferior del mercado es el más activo.

“Las ventas de viviendas cayeron, pero los precios de las viviendas se han mantenido firmes en la mayor parte del país”, dijo Yun. «La oferta limitada todavía está dando lugar a situaciones de ofertas múltiples, con un tercio de las viviendas vendidas por encima del precio de venta en el último mes».

Es poco probable que las ventas se recuperen pronto, ya que los tipos de interés de las hipotecas seguirán pesando sobre la asequibilidad.

Los agentes inmobiliarios miden las ventas de junio en función de los cierres, por lo que los contratos que probablemente se firmaron en abril y mayo. Los tipos se mantuvieron en el rango medio del 6% durante ese tiempo y luego se dispararon más del 7% a fines de mayo. En junio se mantuvieron en el rango del 7 %.

Crece demanda de obra nueva, mientras caen compras con hipotecas

La participación de los compradores primerizos en las ventas de junio cayó al 26 % del total, por debajo del 30 % de junio de 2022. Esa es la participación más baja desde que Realtors comenzó a rastrear esta métrica.

Sin embargo, el extremo superior del mercado parece estar recuperándose más rápido que resto. A medida que aumenta la competencia, los compradores utilizan cada vez más el dinero en efectivo para ganarse a los vendedores.

Las ventas en efectivo representaron el 26 % de las transacciones de junio, un poco más que en mayo y junio del año pasado.

Esta situación también está beneficiando a la construcción de obra nueva. DR Horton, el constructor de viviendas más grande de EEUU, informó de un gran salto en los nuevos pedidos en su última publicación de ganancias.

“A pesar de la actual situación económica, nuestros pedidos de ventas netas aumentaron un 37 % con respecto al mismo trimestre del año anterior, ya que la oferta de viviendas nuevas y existentes a precios asequibles sigue siendo limitada y la demografía que respalda la demanda de viviendas sigue siendo favorable”, destaco su presidente, Donald Horton.

Con información de: Idealista.com

¡No te vayas! No pierdas la oportunidad de leer:

US$100 millones para construcción de nuevo parque logístico en Nejapa (San Salvador)

Honduras: Aumenta la construcción vertical en Tegucigalpa y San Pedro Sula

Biden amplía al mercado del alquiler su cruzada contra las comisiones abusivas

Temas relacionados