Transforman una fábrica abandonada de Pensilvania en campus tecnológico

El estudio de arquitectura MSR Design construyó tres edificios coloridos y una gran instalación solar en la azotea dentro de la fábrica. 
La arquitectura adaptativa se enfoca en reutilizar y transformar edificios existentes para adaptarlos a nuevas funciones y necesidades. Foto: Corey Gaffer

Un campus tecnológico fue diseñado en el interior de una antigua fábrica de acero abandonada en Pensilvania, EE. UU.

Su transformación estuvo a cargo del estudio de arquitectura MSR Design, con sede en Minneapolis, que construyó tres edificios coloridos y una instalación solar en la azotea dentro de la fábrica.

Este proyecto de reutilización adaptativa se ubica en un antiguo terreno baldío a pocos kilómetros del centro de Pittsburgh, en el barrio de Hazelwood.

Esta fábrica de laminación de acero, conocida como Mill 19, fue construida en 1953 y operó hasta 1997. Se convirtió en la última factoría de acero en funcionamiento en Pittsburgh.

Suscríbete a

Con el desarrollo del proyecto, se ha generado un espacio con una superficie total de 263.200 m², diseñado para albergar empresas de alta tecnología y manufactura.

Mantiene su historia

Para preservar la historia del lugar, MSR Design conservó la estructura de la antigua fábrica, que tiene una longitud de 415 metros y una altura de 30 metros.

«Mill 19 es un emblema vivo de la transformación de Pittsburgh de su pasado de fabricación de acero industrial a un futuro de fabricación avanzada sostenible», explican los arquitectos.

Agregan que «en un enfoque audaz para la reutilización adaptativa, el diseño entreteje visceralmente un nuevo espacio para la industria robótica de la ciudad dentro de las ruinas industriales de una laminadora de acero fuera de servicio».

Edificios insertados en la antigua estructura

Los tres edificios de acero insertados en la estructura de la fábrica presentan diferentes revestimientos metálicos.

Un corredor al aire libre recorre la fachada suroeste, para conectar los nuevos edificios con la estructura antigua. Además, puentes aéreos cruzan el espacio intermedio y se conectan a escaleras amarillas brillantes.

En los interiores, se priorizó la amplitud y la adaptabilidad, y se incorporan superficies acristaladas para aprovechar al máximo la luz natural.

También se creó una serie de jardines, terrazas y plazas que permiten una variedad de experiencias, desde momentos de reflexión individual hasta grandes reuniones comunitarias.

Además, el paisajista TEN x TEN, con sede en Minneapolis, participó en el proyecto.

Reconocimientos

American Institute of Architects (AIA) galardonó a este campus tecnológico porque incorpora elementos sostenibles.

Además, destaca la instalación solar en la azotea, con una capacidad de dos megavatios, que es una de las más grandes de su tipo en EE. UU. Genera suficiente energía para cubrir gran parte de las necesidades energéticas del lugar.

Otras características sostenibles incluyen un extenso sistema de jardines pluviales, canales y cisternas para gestionar y reutilizar el agua de lluvia.

Además, en el sitio se han utilizado materiales recuperados de la antigua fábrica. Por ejemplo, el suelo de hormigón original se rompió en pedazos y se incorporó al paisaje.

Mill 19 es la primera fase de un proyecto de desarrollo de 69 hectáreas llamado Hazelwood Green, que se llevará adelante en los próximos meses.

Con información de: Idealista.com

¡No te vayas! No pierdas la oportunidad de leer:

Alquiler de vivienda en Costa Rica subió 6.29 % en un año, según estudio

Mercado de vivienda se contrae en España, según Fotocasa

Precio medio de venta residencial cerrado aumenta 4.0 % en Nueva York

 

Temas relacionados