Galería: La pequeña aldea en Florencia que se vende por US$1.07 millones

La aldea cuenta con su propio terreno agrícola de 14 hectáreas, e incluye un olivar con 250 árboles que producen aceite de oliva virgen extra.
El lugar cuenta con unos 820 metros cuadrados de superficie interior con un jardín de unos 4.000 metros cuadrados. Fotos: Idealista

Una aldea, que data de 1600 y se ubica en una posición panorámica en Barberino di Mugello, en la Toscana, Florencia se vende por 1 millón de euros, unos US$1.07 millón.

El lugar cuenta con unos 820 metros cuadrados de superficie interior con un jardín de unos 4.000 metros cuadrados e inmersa en sus 14 hectáreas de terreno agrícola con olivares.

El complejo, todo en piedra y bien restaurado, consta de una granja de 300 metros cuadrados, incluyendo unos 90 metros cuadrados de bodegas.

Así como, otra granja de 300 metros cuadrados y una casa de unos 90 metros cuadrados, además de algunas dependencias para otros 130 metros cuadrados.

Suscríbete a

Así son las propiedades de la aldea

La primera propiedad de 300 metros cuadrados con la antigua torre de vigilancia consta en la planta baja de un gran salón doble con chimenea, comedor, cocina y baño de servicio.

En la primera planta hay cuatro dormitorios, uno de ellos con baño en suite, y otros tres baños.

En la segunda planta se encuentra el ático con sala de estar y cocina con chimenea, así como tres dormitorios y dos baños.

 

La segunda propiedad vecina consta en la planta baja de una zona de estar, un acogedor salón con una imponente chimenea, una cocina que da a una pequeña terraza con toldo. También incluye un lavadero y tres dormitorios, uno de ellos abuhardillado y dos cuartos de baño.

En la primera planta, con techos altos, un amplio dormitorio y una zona utilizada como estudio.

La vivienda de 90 metros cuadrados dispone de salón con comedor, cocina, dos dormitorios y un cuarto de baño en la planta baja y un dormitorio y un cuarto de baño en la primera planta.

Los espacios interiores se completan con la bodega, el garaje utilizado como cobertizo, el cobertizo para herramientas y la sala técnica con lavadero. Por último, hay una encantadora capilla privada.

Una aldea con su propio olivar

La aldea está inmersa en su propio terreno agrícola de unas 14 hectáreas, e incluye un olivar con 250 árboles que producen aceite de oliva virgen extra y el resto bosque con algunos castaños.

Enclavadas en un bosque de hayas, robles y castaños, las propiedades disfrutan del jardín privado circundante de 4.000 metros cuadrados realzado por la piscina panorámica con sus salas técnicas como vestuarios y baños.

Por último, hay una pista de tenis que necesita una renovación y un campo de bochas.

El caserío, que data del siglo XVII, fue magníficamente restaurado en la década de 1990 mediante la realización de obras de renovación; una parte está habitada, mientras que otra está por renovar.

Magnífica ubicación

La aldea mantiene el encanto original de la estructura con sus características toscanas.  Ejemplo de ello son los suelos de terracota que se alternan con la moqueta, las vigas y la madera antigua de los muebles.

La propiedad se encuentra en una posición estratégica, a tiro de piedra de los principales servicios del centro urbano de Barberino del Mugello.

Además, a pocos kilómetros de las ciudades de arte de Siena y Florencia y de la zona del Chianti Classico, a la que se puede llegar siguiendo las rutas panorámicas que serpentean en continuas subidas y bajadas entre las colinas.

Con información de: Idealista.com

¡No te vayas! No pierdas la oportunidad de leer:

Mercado de vivienda en Colombia sube alertas por caída en ventas

Evergrande revelará detalles de plan de reestructuración

Oficinas: Las nuevas generaciones definirán el futuro del ‘plug and play’ en Costa Rica

Temas relacionados