Así es la mansión que Kim Kardashian compró en Malibú por US$70 millones

Esta lujosa propiedad antes le pertenecía a la modelo Cindy Crawford.
La propiedad, construida en 1944, cuenta con una villa de estilo mediterráneo de 690 metros cuadrados. Foto: Instagram

La estrella de los realities y empresaria, Kim Kardashian, mostró a los seguidores de su reality show su mansión en Malibú, California, valorada en US$70,4 millones. Esta lujosa propiedad antes le pertenecía a la modelo Cindy Crawford.

En un adelanto del próximo episodio de la tercera temporada de su reality show The Kardashians, Kim lleva a su hermana Khloé a visitar la nueva casa por primera vez.

Con vistas al océano desde un acantilado, Kim comparte este nuevo proyecto y expresa su deseo de crear muchos recuerdos en el lugar.

Sin mostrar el interior de la casa, Kim revela que tiene planes de realizar renovaciones para convertirla en su propio espacio.

Suscríbete a

El complejo de dos parcelas antes perteneció a Cindy Crawford, quien la compró en 2015 junto con su esposo, el empresario Rande Gerber, por un total de US$50,5 millones.


Sin embargo, tres años después, decidieron mantener solo una de las viviendas y vendieron la otra por US$45 millones.

En marzo de 2022, los nuevos propietarios decidieron poner en venta esa casa por un precio de US$99,5 millones.

Sin embargo, a medida que pasaba el tiempo, no lograron encontrar un comprador dispuesto a pagar ese monto.

En julio del año pasado, optaron por rebajar el precio de venta a US$89,75 millones en un intento por atraer a posibles interesados. Finalmente, lograron vender la casa por US$70,4 millones a Kim.

Diseño de la mansión

La propiedad con una villa de estilo mediterráneo de 690 metros cuadrados. Construida en 1944, fue remodelada y mantiene detalles antiguos.

Además de acceso privado a la playa, la mansión ofrece una piscina con una cabaña para huéspedes, una cancha de tenis, una zona de parrilla y un spa. Posee amplias áreas como un comedor informal, una sala de estar, un gimnasio y una terraza.

Por si esto fuera poco, la mansión se encuentra en uno de los barrios más codiciados de Malibú, Encinal Bluffs.

Foto: Instagram

A pesar de las tensiones recientes entre Kim y su hermana mayor, Kourtney Kardashian Barker, la estrella parece tener la esperanza de que esta nueva casa de playa se convierta en un lugar donde la familia pueda disfrutar de momentos felices juntos.

Según palabras de Khloé, Kim ve la propiedad como un espacio para reuniones familiares, barbacoas de verano y para crear recuerdos duraderos.

El episodio en el que se muestra la visita de Kim y Khloé a la mansión se estrenó el 7 de julio en la plataforma de streaming Star+.

En la tercera temporada del reality show, Kim lleva a su hermana Khloé a visitar la nueva casa por primera vez.
Con información de: lanacion.com.ar

¡No te vayas! No pierdas la oportunidad de leer:

México: Los espacios flexibles marcan el futuro del sector de oficinas

Riesgos ante un sismo: Las construcciones en laderas y los materiales de mala calidad

China extiende las medidas de apoyo al sector inmobiliario

Temas relacionados