4 mitos del mercado inmobiliario que afectan a los compradores y vendedores en EE. UU.

Los vendedores con tasas hipotecarias bajas se aferran a sus casas, dejando a los compradores con pocas propiedades para elegir.
Es fácil que surjan mitos y rumores que inhiban y confundan a los compradores y vendedores. Foto: Jaye Haych/Unsplash

La empresa inmobiliaria Realtor.com compartió 4 mitos del mercado de vivienda que perjudican a los compradores y vendedores en los EE. UU.

El mercado de la vivienda se ha estancado últimamente. Los vendedores con tasas hipotecarias bajas se aferran a sus casas, dejando a los compradores con pocas propiedades para elegir.

Y los compradores que encuentran una casa se enfrentan a desafíos económicos, ya que los precios medios de las viviendas y las tasas hipotecarias siguen altos.

En ese escenario surgen conceptos erróneos y mitos absolutos entre vendedores y compradores sobre el estado del mercado en los canales y foros sociales, los cuales detalla Realtor.com.

Suscríbete a

Los 4 mitos del mercado inmobiliario

1. Mercado de vivienda está a punto de colapsar, como en 2008

Según los expertos, el estancamiento de la compra-venta actual tiene a algunos posibles compradores casi esperando una burbuja, que estalle y dé lugar a abundantes viviendas disponibles a precios de liquidación.

El colapso del mercado inmobiliario de 2008 provocó una recesión que dejó una pérdida récord de puestos de trabajo.

A diferencia de hoy, había un exceso de casas nuevas en construcción en ese entonces, los vendedores estaban tratando de atraer compradores, y los compradores de viviendas podían calificar para una hipoteca con poco o ningún pago inicial.

“Ese acceso al crédito incluyó un aumento en los prestamistas que ofrecen préstamos a compradores con puntajes crediticios más bajos o prestatarios de alto riesgo”, indicó Chris Ragland, director de Ragland Capital.

El crédito fácil puede sonar bien en teoría, pero algunos préstamos eran hipotecas de tasa ajustable con una tasa baja. Y una vez que finalizó la tasa introductoria y el préstamo se ajustó a una tasa más alta, algunos compradores ya no pudieron pagar sus pagos mensuales.

“Los prestatarios de alto riesgo en particular que sufrieron la pérdida de un trabajo tenían poco o ningún capital acumulado en sus hogares”, dijo Ragland. Entonces, cuando llegó la recesión económica, sus préstamos quedaron inmediatamente bajo el agua y muchos incumplieron.

Ninguna de estas condiciones es cierta hoy en día. Casi la mitad de todos los propietarios de viviendas tienen más del 50 % de capital.

“Se aprobaron leyes en 2010 para fortalecer la verificación de la capacidad del prestatario para pagar un préstamo”, dijo Ragland. Y los impulsores de los precios de las casas de hoy son completamente diferentes.

2. Propietarios tienen tarifas tan buenas que nunca venderán

Muchos compraron o refinanciaron cuando las tasas hipotecarias estaban bajas, lo que da razón para pensar por qué estarían interesados los propietarios en vender.

Los expertos dicen que a menudo hay eventos de la vida que obligan a los propietarios a vender.

“Las familias en crecimiento necesitan más espacio o quieren estar en un distrito escolar en particular. Los jubilados reducen su tamaño o se mudan a un clima mejor. Las personas mayores se mudan para estar más cerca de la familia o ingresan a una vida asistida. Y su casa irá a la venta”, según el reporte.

3. A medida que suban las tasas, los precios de las viviendas bajarán

Muchos posibles compradores esperaban que las tasas de interés más altas hicieran bajar los precios de las viviendas. Pero la relación entre las tasas de interés y los precios de las viviendas es compleja.

“Curiosamente, el aumento de las tasas de interés no se ha traducido en una disminución de los precios en la mayoría de los mercados”, indicó Ailion.

Los precios de las viviendas siguen siendo impulsados por el inventario. Y en las ubicaciones más populares, una casa renovada que está lista para mudarse aún puede recibir múltiples ofertas.

“Las altas tasas de interés de hoy se pueden refinanciar en el futuro. Y los precios de la vivienda de hoy probablemente serán más altos cuando regresen esas tasas de interés más bajas”, refirió.

4. Compradores con buen crédito están subsidiando a los compradores con mal crédito

Este mito estalló por un malentendido sobre los préstamos respaldados por el gobierno de Fannie Mae y Freddie Mac y una nueva estructura de tarifas.

La nueva estructura de tarifas eliminó las tarifas iniciales para los compradores de vivienda por primera vez. Al mismo tiempo, aumentó las tarifas para otros préstamos que están fuera de la misión declarada de las organizaciones y para los prestatarios que no necesitan ayuda: a saber, préstamos para una segunda vivienda, préstamos con saldo alto y refinanciamientos con retiro de efectivo.

“Es un mito”, dijo Ailion, y agregó que: “los compradores con mal crédito a menudo pagan una tasa de interés más alta que los compradores con buen crédito”.

¡No te vayas! No pierdas la oportunidad de leer:

¿Cómo identificar la ubicación perfecta para desarrollar un proyecto inmobiliario?

Dubái se consagra como el nuevo polo de la vivienda ‘superprime’

Evergrande anuncia pérdidas de más de US$81.000 millones entre 2021 y 2022

Temas relacionados