La periferia de Nueva York experimenta un boom en la demanda de viviendas

Scarsdale o Bronxville a las afueras de Nueva York, o los condados de Essex y Bergen, en Nueva Jersey, viven un auge.
El costo de los intereses hipotecarios se elevó por encima del 6 %. Foto: Colton Duke/Unsplash

El interés de los compradores de vivienda está regresando a las zonas de la periferia de los grandes centros económicos, como Nueva York, debido al incremento de los precios y de las tasas de interés hipotecario. 

En el mercado inmobiliario de EE. UU. es común ver colas en las jornadas de puertas abiertas en la venta de una vivienda.

Muchas son para ‘cotillear’ y ver la propiedad, pero de la treintena de vistas, suelen salir unas cinco o seis ofertas en firme, en la que gana el mejor postor, muchas veces por encima del precio de salida.

Esta situación era común en todo el país durante los dos últimos años.

Suscríbete a

La salida de lo peor de la pandemia en este país, disparó las operaciones en viviendas fuera del centro de las grandes capitales, en busca de más espacio interior y exterior, y en pleno auge del teletrabajo.

Los precios de la vivienda se dispararon hasta niveles similares al boom vivido en el comienzo del milenio.

Un boom que cambió en Nueva York

Ahora, todo cambió en pocos meses. Con una inflación disparada, la Fed se tomó muy en serio esta crisis y cerró el grifo del dinero a bajo precio para aumentar los tipos de interés hasta el 4,5 % – 4,75 %. Esto elevó el costo de los intereses hipotecarios por encima del 6 %.

Pese al enorme revuelo montado por la ola de despidos en grandes empresas financieras y tecnológicas de Nueva York, San Francisco y San José, la tasa de desempleo en EE. UU. se mantiene en el 3,4 %.

Una economía relativamente fuerte en la que todavía hay gente que necesita buscar casa nueva, ya sea por nuevo trabajo, una familia en aumento o el deseo de más espacio. En particular entre generación millennial, que ahora se encuentra en sus mejores años para la compra de viviendas.

Anuncio de casa en venta en EE. UU.

Se vislumbra que no todos van a poder mudarse a una nueva casa, y no solo aquellos que tengan buenos puestos de trabajo bien remuneradores, sino también las muchas familias que se encuentran pagando hipotecas con intereses razonables.

Solo un incremento de la tasa de desempleo podría disparar las ventas forzadas de viviendas por necesidades económicas.

En este nuevo escenario empiezan a destacar las zonas de la periferia de los grandes centros económicos, como Nueva York, donde el interés de los compradores está regresando a algunas áreas.

Los trabajadores con buenos sueldos se decantan por buscar casas en zonas que se distinguen por viviendas grandes con espacio exterior.

Distritos como Scarsdale o Bronxville a las afueras de Nueva York, o los condados de Essex y Bergen, en Nueva Jersey, viven un auge y registran un incremento de los precios cercano al 10 % interanual en enero, según Realtor.com.

Mientras en zonas de San Francisco, Phoenix y Las Vegas, donde los precios se dispararon más de un 20 % desde la pandemia, ahora están registrando caídas.

La temporada de primavera

El arranque de la temporada de primavera en el real estate estadounidenses es como la temporada de Navidad para los centros comerciales.

Muchas familias buscan cambiarse de casa antes del verano y el cambio de colegio, por lo que están dispuestos a afrontar más gasto en la vivienda.

En los mercados más concurridos, desde Nueva York hasta Miami, la situación se plantea como una lucha por las escasas viviendas en el mercado.

Muchos propietarios se lo piensan dos veces y tienen pocos incentivos para vender y renunciar a sus bajas tipos hipotecarias.

«Esta será una temporada de primavera caracterizada por grandes diferencias entre los mercados», destacó Benjamin Keys, expertos en inmobiliario en la Escuela Wharton de la Universidad de Pensilvania.

«En algunos lugares se verán filas de personas pasando por la puerta, mientras otros, se quedarán esperando».

Pero hasta la oferta disponible varía de un lugar a otros del país

La oferta de viviendas en el mercado aumentó un 65 %, fue de más de doble en mercados como el condado de Palm Beach (Florida), y se cuadruplicó en los condados de Denton y Collin, al norte de Dallas, zonas caracterizadas por la construcción de viviendas nuevas.

Pero ocurre todo lo contrario en Nueva York y sus alrededores. Solo seis condados de EEUU tuvieron caídas anuales en los listados disponibles en enero.

Cinco de ellos estaban en Nueva York y su periferia, y el sexto estaba en Hartford (Connecticut), según un análisis de los 100 principales condados de Realtor.

Westchester tuvo la mayor caída del país, con un 15 %  menos de oferta frente al año pasado.

Otra situación de este arranque de la temporada de primavera es cómo se lo están tomando los compradores. Aquellos que tengan más prisas deben asumir que los tipos hipotecarios al 2 % – 3 % no volverán de la noche a la mañana, y si quieren comprar deben afrontar todos los gastos.

Mark Zandi, economista jefe de Moody’s Analytics, comentó que el mercado laboral demostró ser más resistente de lo esperado.

Anticipa que los tipos hipotecarios para préstamos fijos a 30 años rondarán el 6,5 % durante el resto del año, cerca de donde están ahora. Mientras, con los precios de la vivienda en EE. UU. seguirán cayendo alrededor de un 10 % para finales de 2025.

Con información de: Idealista.com 

¡No te vayas! No pierdas la oportunidad de leer:

The Holme, la mansión más cara de Reino Unido en venta por casi US$300 millones

Las ventajas que te dirán si te conviene más alquiler o comprar una vivienda

España es el segundo destino europeo para inversión inmobiliaria de lujo

 

 

Temas relacionados