Valor promedio de vivienda en EE. UU. alcanza un nuevo pico

Los compradores se enfrentan a los desafíos de asequibilidad y a inventarios mínimos de unidades. 
Algunos propietarios esperan precios más altos para vender. Foto: Zac Gudakov/Unsplash

El valor típico de una vivienda en EE. UU. eclipsó los US$350.000 por primera vez en la historia, ya que la demanda de los compradores sigue chocando con los vendedores reacios, según el último informe de mercado de Zillow.

«Los compradores de viviendas han persistido esta primavera a pesar de los abrumadores desafíos de asequibilidad y el mínimo récord de inventario», dijo Jeff Tucker, economista senior de Zillow.

Agregó que «la demanda generalmente comienza a disminuir en el verano y hay señales de que la competencia está disminuyendo, pero es poco probable que haya grandes caídas de precios hasta que más propietarios pongan sus casas a la venta».

El valor típico de la vivienda en EE. UU. subió un 1,4 % de mayo a junio, continuando una buena racha de cuatro meses.

Suscríbete a

El nuevo pico de US$350.213 es casi un 1 % más alto que el de junio pasado y apenas supera el récord anterior del Índice de valor de la vivienda de Zillow establecido en julio de 2022.

Tendencias locales en el valor de las viviendas

La asequibilidad sigue siendo la clave para la solidez del mercado, ya que las áreas metropolitanas de precios más bajos registraron las mayores ganancias mensuales.

Chicago, Buffalo, Nueva Orleans y Hartford registraron un crecimiento mensual del 2,1 %, seguidos muy de cerca por Detroit, con un 2 %. Todos esos mercados tienen valores de vivienda típicos más bajos que el promedio nacional.

Al igual que en mayo, el valor de las viviendas aumentó con respecto al mes anterior en las 50 áreas metropolitanas más grandes.

El crecimiento mensual más lento se registró en Austin (0,4 %), seguido de Jacksonville, Memphis, San Antonio y Birmingham, que registraron aumentos del 0,8 %.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Zillow (@zillow)

Sequía de nuevos listados se intensifica

El flujo de viviendas nuevas en venta aumentó un 2,4 % mes tras mes, pero el déficit anual se profundizó, y ahora se sitúa en un 28 % menos de unidades a la venta que hace un año.

Junio suele ser uno de los mejores meses para el inventario fresco, pero este año solo llegaron al mercado 376.500 nuevos listados.

Eso está más cerca de los niveles vistos en los meses más lentos de febrero y octubre que el promedio de nuevas cotizaciones en junio (505,100), según datos de Zillow que se remontan a 2018.

La falta de nuevos listados ha perseguido al mercado de la vivienda durante casi un año, y las tasas hipotecarias más altas siguen siendo el principal sospechoso.

Las tasas al 6,8 % de la segunda semana de julio (las más altas desde noviembre, frente al 5,1 % hace un año y el 3 % hace dos años) hacen que sea costoso para los propietarios de viviendas. La mayoría de los cuales tienen una hipoteca muy por debajo de las tasas actuales.


Otra explicación podría ser que los propietarios están esperando precios más altos. El valor de las viviendas ha aumentado desde enero en gran parte de EE. UU., pero permanece por debajo de los picos alcanzados el verano pasado en muchos mercados.

«Podría ser que algunos propietarios hayan estado esperando hasta que los precios alcanzaran nuevos máximos en su mercado antes de optar por cobrar sus fichas», dijo Tucker.

El grupo total de casas existentes a la venta es más bajo que cualquier junio desde al menos 2018. Ha bajado un 10% desde el año pasado y un 45% por debajo de junio de 2019.

Menos competencia para los compradores

Los compradores potenciales podrían ver un ligero alivio en el horizonte, ya que algunas métricas indican que la demanda y la competencia se están enfriando.

Las ventas medidas por los nuevos listados pendientes cayeron casi un 5 % de mayo a junio, siguiendo las tendencias estacionales observadas en 2022 y antes de la pandemia, cuando las ofertas aceptadas alcanzaron su punto máximo en mayo.

Las cotizaciones también duraron más en junio, 11 días antes de que la cotización típica quedara pendiente, en comparación con los 10 de mayo.

Pero ese sigue siendo un mercado mucho más rápido que en 2019, cuando las cotizaciones quedaron pendientes en 21 días.

 

¡No te vayas! No pierdas la oportunidad de leer:

Real estate argentino vive un boom en alquileres temporarios y turísticos

España: La movilidad sostenible solucionará un 30 % de las emisiones

San Francisco lanza iniciativa para reconvertir edificios de oficinas en vivienda

Temas relacionados