¿Cuántos puntos de carga necesita México para cubrir su territorio?

La venta de autos 100 % eléctricos en México se elevó 394 % al cierre del 2022.
puntos de carga méxico
Según fabricante de cargadores, el país cuenta con déficit en puntos de carga a causa de falta de condiciones.

En la actualidad, hacen falta en todo el territorio mexicano 15.400 puntos de carga, según información que recopiló XC Power, empresa fabricante, comercializadora e instaladora de soluciones de carga para vehículos eléctricos.

De este total, se estima que se cuentan con 3.723 estaciones.

“De continuar así, para 2026 tendremos una cobertura de 26,7 % con tan solo 7.278 puntos de carga de los 27.231 que se deberían tener para satisfacer la demanda”, indican desde la firma.

En todo el mundo, el 95 % de las cargas se hacen en las residencias o lugares de trabajo de los propietarios de autos eléctricos.

Sobre este déficit, se ubican algunos puntos a mejorar para poder proliferar la red de carga de vehículos eléctricos y, de esta manera, también incentivar su adopción.

Suscríbete a

En primer lugar, se enuncia que al no existir cargadores con la capacidad de cobrar la energía que suministran, la administración de los sitios en donde se encuentran termina por absorber los costos de suministro eléctrico, lo que los motiva a desconectarlos.

A su vez, la falta de tecnologías que permitan monitorear el funcionamiento de los cargadores, pondría en riesgo la salud de las baterías e incluso, según la empresa, podría derivar en “problemas de seguridad para los usuarios”.

Falta de objetivos y estrategias

Otro punto que mira hacia el Estado es el de la “la falta de objetivos claros y medibles, así como de estrategias coordinadas, estímulos fiscales y no fiscales”. También la falta de “regulaciones claras” para la implementación de infraestructura de carga.

Según XC Power, este panorama “desalienta la inversión y limita el crecimiento del sector”.

En relación con los incentivos, desde el año pasado se viene esperando el lanzamiento de la Estrategia Nacional de Movilidad Eléctrica (ENME) por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

Cabe aclarar que la reducción de las emisiones en el sector transporte no solamente implica un cumplimiento a las metas ambientales del país.

También implica una carrera para defender el lugar de México como uno de los principales fabricantes y exportadores de vehículos.

De parte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) se llevan adelante acciones referidas a la infraestructura y el capital humano para implementar una hoja de ruta. Sin embargo, no tienen injerencia en la política interna para determinar incentivos de adopción.

Costos y producción

Así mismo, trabaja con Tesla para la instalación de estaciones de carga que permitan conectar “puntos estratégicos”.

Por otra parte, se marca el alto costo de adquisición para el acceso de un vehículo eléctrico. A pesar de los bajos costos de operación.

“Aunque estos tienen costos de operación más bajos a largo plazo en comparación con los autos de combustión interna, el precio inicial sigue siendo un obstáculo para muchos consumidores mexicanos, dificultando su accesibilidad para un segmento importante de la población”, indica el diagnóstico.

A pesar de ello, existe un cálculo realizado por el Área de Inteligencia de Negocios de Directorio Automotriz, el cual indica que el país producirá este año alrededor de 221.970 vehículos eléctricos.

Esto representa un aumento del 179 % respecto al año anterior. El aumento de la oferta permite especular sobre una disminución en costos.

Vale recordar que, de acuerdo con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), la venta de autos 100 % eléctricos en México se elevó 394 % al cierre del 2022, cuando la industria colocó 5.631 unidades contra 1,140 autos en el 2021.

La AMIA, por su parte, también sugiere al gobierno la formulación de “políticas integrales” que permitan acelerar la adopción de la tecnología.

Cabe recalcar que, a partir de la llegada de Tesla al país, se producirán un millón de vehículos eléctricos compactos. Sin embargo, ese volumen no se dirigirá al mercado mexicano, sino al europeo y sudamericano.

Según AMIA, la producción mexicana de rodados cero emisiones se quedará en el país en la medida en que aumente la demanda.

Con información de: Portal Movilidad

¡No te vayas! No pierdas la oportunidad de leer:

Nuevo León, México avanza para ser «el hub mundial de electromovilidad»

Ciudad de Guatemala sumaría minibuses eléctricos para “rutas cortas” en Ciudad Cayalá y zonas 9 y 10

Un emprendedor chileno compró 120 vehículos eléctricos y los vende en el patio de su casa

Temas relacionados