El auto que levita es una realidad: Universidad china prueba la levitación magnética

Esta nueva tecnología se suma a los carros de hidrógeno y a los vehículos eléctricos como opciones de futuro para dejar atrás a los coches de combustión.
El vehículo de 2,8 toneladas se mantuvo levitando a 35 milímetros de la superficie de la carretera. Imagen: NEW CHINA TV/YouTube

China ha dado un paso más y comenzó con las pruebas del auto flotante. La Universidad Jiaotong de Chengdu desarrolló un automóvil de levitación magnética (maglev).

Este vehículo, de 2,8 toneladas, se probó exitosamente en una autopista del este del país asiático, donde levitó a 35 milímetros de la superficie de la carretera, según informa Chinadailyasia.

«El desarrollo de los vehículos de levitación magnética será el siguiente objetivo», afirma Deng Zigang, profesor de la universidad.

En las pruebas se apreció que, a pesar de la levitación, el auto sufrió oscilaciones que le llevaron a tocar el suelo con las ruedas en parte del recorrido.

Suscríbete a

Ese mismo día se realizó otra prueba en carretera, esta vez con velocidades de 200 km/h. Un total de ocho automóviles fueron probados en un tramo de 7,9 kilómetros de la autopista, con una velocidad máxima cercana a los 230 km/h.

Propulsión alternativa

La tecnología aplicada en este nuevo auto flotante es la misma que se usa para los trenes de levitación magnética. Gracias al desarrollo de esta tecnología, China cuenta con un tren de levitación magnética que en su prueba alcanzó una velocidad de 600 km/h.

A pesar de los errores que se han registrado durante esta primera prueba, el profesor Zigang señala que este experimento ha sido «todo un éxito».

Zigang indicó que continuarán con el desarrollo de vehículos de tecnología de levitación magnética con el objetivo de reducir el consumo energético y aumentar el rango de distancias que pueden recorrer los automóviles.

La prueba se hizo con el objetivo de estudiar el diseño de carreteras y las medidas de seguridad adecuadas en caso de conducción a altas velocidades con tecnologías de propulsión alternativas a los motores de combustión.

Esta nueva tecnología se suma a los carros de hidrógeno y a los vehículos eléctricos como opciones de futuro para dejar atrás a los coches de combustión y apostar así por un transporte más sostenible y con un mayor cuidado del medioambiente.

China cuenta con esta tecnología desde 2004, cuando en Shanghái comenzó a operar una línea maglev de baja velocidad entre las afueras de la ciudad y el aeropuerto internacional de Pudong.

Con información de: Business Insider

No está de más leer:

El legado de Isabel II: así cambió el Palacio de Buckingham en los últimos 70 años

Cómo el diseño del lugar de trabajo puede ayudar a atraer a la generación Z

Céntrico: Construirán las últimas tres torres de apartamentos

Temas relacionados