México requiere construir 800.000 viviendas anuales para reducir déficit de vivienda

Estudio muestra que se pueden construir viviendas de manera sostenible en edificios de tres a seis pisos de altura.
Existe un déficit de 2,2 millones de unidades habitacionales en México. Foto: La Haus

México requiere construir al menos 800.000 viviendas anuales y combatir la informalidad en el sector, para atender un déficit de 2,2 millones de hogares que cada año va aumentando.

La conclusión se desprende del estudio “Enfrentar el desafío de la vivienda en América Latina” (más adelante lo podrás leer completo), del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, en inglés) y la firma La Haus.

El documento señala que, para resolver la brecha de vivienda en México, se necesita la construcción de 800.000 unidades nuevas al año, aumentar la inversión en construcción en 1 % del PIB y enfrentar el fenómeno de la vivienda informal.

El estudio explica que en Latinoamérica hay 100 millones de personas que habitan viviendas precarias «y uno de los retos es combatir la informalidad al construirlas».

Suscríbete a

En México, relata el documento, durante septiembre se registraron temblores que pusieron en evidencia a inmuebles con «vicios de construcción», con riesgo la integridad de los mismos «y sobre todo de sus habitantes».

Construcción informal

Albert Saiz, profesor de Planeación Urbana en el MIT, indicó que México construye las casas necesarias, muchas de manera informal. Es decir, sin un permiso oficial, sin infraestructura adecuada, y a veces sin los parámetros mínimos en tipo de vivienda, materiales y servicios.

«El sector formal de construcción de vivienda debería expandirse en un 30 %, a costa de reducir la autoconstrucción. Es un número grande, pero no imposible», describió.

El crecimiento económico lento, la alta desigualdad de ingresos y el acceso insuficiente al financiamiento hipotecario dificultan la compra de vivienda formal de calidad en países como México y Colombia, según La Haus.

Fotografía de anuncios de ventas de departamentos y propiedades por inmobiliarias, en la Ciudad de México. Foto archivo: EFE / Isaac Esquivel

Su CEO y cofundador, Jerónimo Uribe, comentó que uno de los retos es el de la tierra, ya que las densidades promedio nacionales actuales son de 0,5 Coeficiente de Ocupación de Suelo (COS). Con ese COS, se necesitarían más de 120.000 hectáreas de tierra parcelada en los próximos 20 años en solo ocho de las ciudades más grandes de México.

“Estas magnitudes son probablemente inviables, con lo cual el desarrollo urbano y la política pública deben recurrir a densidades más altas. También se deben utilizar terrenos no aprovechados”, explicó.

Falta de datos e información

El estudio muestra que se puede producir una cantidad sustancial de viviendas de manera sostenible en edificios de tres a seis pisos de altura. Esta tipología se puede diseñar de manera estéticamente agradable, lo que ayuda a obtener el apoyo popular para la reurbanización, indica.

La falta de datos y de información es una de las grandes barreras para resolver el problema de vivienda. Evidenciar la brecha y sus causas, es el primer paso para establecer planes para cerrarla, con el objetivo último mejorar la calidad de vida de las personas”, comenta Uribe.

De acuerdo con el informe, no existe un enfoque de política único que resuelva para siempre los problemas de vivienda en América Latina. Los déficits de vivienda en la región tienen múltiples causas, y requerirán múltiples enfoques políticos, de mercado, financieros, empresariales, sociedad civil e industriales.

La parte II de este informe, que esperamos liberar hacia el final del año, contendrá estrategias para cerrar la brecha de vivienda en una región. No hay posibilidad de crear patrimonio ni de acceder a una vivienda”, aseguró Saiz.

Aquí puedes ver el informe completo de la FASE 1:

No está de más leer:

El increíble proyecto en Malasia que presentó Jeremy Siegel en su última visita a Guatemala

Día Mundial de los Rascacielos: Los 10 ‘gigantes’ más famosos del mundo y sus datos curiosos

¿Es el adiós de los tejados de zinc en los edificios haussmanianos de París?

Temas relacionados