La vivienda en México se construye más pequeña y al mismo precio

Se desarrolla producto más pequeño para lograr un ticket de precio más justo, según expertos.
Ciudad de México. Foto: César Sálazar / Pixabay

Para evitar aumentar el costo de los inmuebles, las desarrolladoras en México apuestan por hacer construcciones más pequeñas. Es decir, la vivienda que se construye cada vez más con menos metros cuadrados, sin embargo, mantienen el mismo precio de venta.

Construir vivienda en el vecino país es cada vez más caro. Este 2022, debido a la inflación, la falta de materiales por la pandemia y el conflicto Rusia-Ucrania, el costo de edificar es 22 % mayor, de acuerdo al director general de Grupo Reto, Arturo Sánchez Carbajal.

Algunas compañías consideran que aumentar aún más el valor de los inmuebles los podría sacar del mercado. Es decir, imposibilitar a sus consumidores de comprar las propiedades, por lo que han optado por mantener el monto final, pero reduciendo el tamaño de las construcciones.

“En cuanto al número de unidades vendidas, estamos viendo cifras similares a lo que teníamos antes de la pandemia. Sin embargo, estamos detectando que ciertas zonas se están compactando: Se está desarrollando producto más pequeño para lograr un ticket de precio más justo, que el mercado lo pueda consumir”, explicó Justin Moreno, de Tinsa.

Especificó que la idea de mantener el costo se deriva de que aunque ha incrementado el valor de la canasta básica, debido a la inflación, los salarios no han crecido de la misma forma, por lo que las familias buscarán comprar inmuebles para los que les alcance, a diferencia de inversionistas que adquieren inmuebles más caros para rentarlos.

Amenidades en los edificios

Monterrey es una de las ciudades con esta tendencia más clara. En 2021, 52,7 % de los inmuebles en construcción reportaron medidas de entre 46 y 60 metros cuadrados, mientras la metrópoli se posicionó como una de las que tienen inmuebles más caros.

El costo promedio de los inmuebles de 50 metros cuadrados, por ejemplo, es de $3.500.000, inferior al promedio del mercado, que es de $5.500.000, de acuerdo a Propiedades.com.

Para compensar la falta de espacio, las empresas han cambiado la fórmula y han dotado a los edificios de amenidades como jardines, gimnasios y salas de usos múltiples, además de ubicarlos en zonas con conectividad y oferta de infraestructura y servicios.

Con información de: obras.expansion.mx

No está de más leer:

Tokio es el hogar de un café temático de Stranger Things

Los extranjeros en EE. UU. compran menos casas, pero más caras

Miles en China incumplen pago de hipoteca como medida de ‘boicot’

Temas relacionados