4 paradigmas que romperá el Aerometro de la Ciudad de Guatemala

Fundesa realizó este miércoles un foro para resolver inquietudes sobre el transporte masivo que recorrerá la Calzada Roosevelt.
El proyecto de concesión del Aerometro está pendiente de aprobación en tercera lectura en el Congreso. Imagen: Muniguate

El Aerometro, un proyecto que impulsan las municipalidades de Guatemala y Mixco, se vislumbra como una solución innovadora para la movilidad, sin embargo, existen hay «dudas técnicas razonables», por lo que Fundesa realizó este miércoles un foro para resolver inquietudes.

En el foro participaron representantes del gobierno central y municipal, cuyas exposiciones y explicaciones, se complementaron con las opiniones de los diputados Román Castellanos (Movimiento Semilla) y Enrique Montano (Partido Unionista). Asimismo, participaron con sus ideas el vicepresidente de Fundesa, Juan Monge y Konstantinos Panagiotou, CEO de Doppelmayr México.

A continuación, te compartimos los paradigmas que romperá el proyecto del Aerometro en la Ciudad de Guatemala, según expusieron varios panelistas del «Foro Virtual: Aerometro de la Ciudad de Guatemala».

Paradigma y Realidad #1 – ¿Solo funciona en barrancos y montañas?

La concejal II de la Municipalidad de Guatemala, Alessandra Gallio, expresó que el Aerometro que se piensa para el área metropolitana de la Ciudad de Guatemala romperá paradigmas. Agregó que, si bien, se tenía un concepto equivocado de lo que es un teleférico, es un sistema de transporte que se utiliza en varios lugares del mundo desde el siglo XIX.

Suscríbete a

Regularmente, los teleféricos se implementan en barrancos y montañas, como pasa en ciudades de Bolivia y Colombia, sin embargo, no son exclusivos para este tipo de tipografías. Este tipo de transporte es adaptable a cualquier accidente geográfico urbano, y al mismo tiempo evitan el tráfico, ya que su velocidad constante permite hacer el recorrido en menor tiempo del habitual en horas pico.

En su fase 1, el Aerometro contempla una distancia 2,2 kilómetros de distancia y un recorrido estimado de ocho minutos. Se habilitarán 124 cabinas con un aforo de 12 personas, con cuatro estaciones. La fase 2 del proyecto tendría ocho estaciones y 51 torres a lo largo de los 6,6 kilómetros restantes y constará de 326 cabinas.

En total será una ruta de 9 kilómetros que recorrerá toda la Calzada Roosevelt, con un tiempo de recorrido de 28 minutos, con lo que, según la municipalidad, se ahorraría 90 minutos para los usuarios.

Paradigma y Realidad #2 – ¿Es transporte masivo?

Muchas personas creen que un Aerometro no es un sistema de transporte masivo, sin embargo, en el caso de Guatemala, el teleférico en el área metropolitana de la Ciudad de Guatemala permitirá trasladar a diario a 374.000 personas desde Mixco hacia la zona 9 de la capital.

Como destacó el CEO de Doppelmayr México, Konstantinos Panagiotou, en la industria de la movilidad no está claro de cuál es el inicio de lo que se puede considerar como «masivo». «¿250.000 pasajeros al día, es masivo o no es masivo? ¿374.000 pasajeros al día, es masivo o no es masivo?», se cuestionó.

En ese sentido, Henry Castañeda, jefe del Departamento de Movilidad Urbana y Transporte de la Municipalidad de Mixco, explicó que son 11.000 usuarios por hora los que podrá transportar el Aerometro, considerando los pasajeros que ‘van’ y ‘vienen’.

«Se estima que el horario del servicio será de 17 horas, por lo que se pueden mover hasta 187.000. Pero si consideramos que el proyecto tiene dos ejes diferentes, se duplica la cifra. Es por eso que se indica que son 374.000 usuarios (a diario)«, agregó.

Panagiotou también recordó la opinión técnica del Centro de Estudios Urbanos y Regionales de la Usac —que compartió el diputado Castellanos en su cuenta de Twitter—, de la cual dijo que «los números que están haciendo, no son los correctos».

Paradigma y Realidad #3 – ¿Es caro?

Según análisis preliminares, el precio para que las personas puedan utilizar el Aerometro, una vez construido, rondará los Q4 y Q6 por tramo.

«La tarifa que van a ofrecer los concesionarios, por no ser municipal, tendrá IVA. Por lo que las tarifas de Q4 y Q6 incluyen el IVA. Si eso se logra eliminar, la tarifa sería de unos Q3 y Q5«, explicó Gallio al resaltar que la tarifa es accesible y real al mercado y no cuenta con subsidio.

La tarifa se considera «competitiva» por las municipalidades de Guatemala y Mixco, ya que estudios indican que equivale a lo que la gente paga en esa ruta. En ese sentido, consideran, que el mercado responderá y decidirá si usa ese sistema u otro disponible.

Sin embargo, para el diputado Román Castellanos «en lugar de reducir el costo y ser más accesible» se encarece más el pasaje. «No se vale justificar que ya se paga Q5 o Q10 en el transporte colectivo. Sí, se paga, porque es tan precario y malo el transporte. Pero la gente no es que sea feliz pagando eso», indicó.

Para Castañeda, con el Aerometro, las personas tendrán una nueva alternativa de transporte que les permitirá «ahorrar dinero» para desplazarse al trabajo, centros de salud o educativos. «El precio para el Eje I es de Q4 (Q3,57 sin IVA) y para el Eje II Q6 (Q5,36 sin IVA)», recordó.

Tarifa competitiva

La concejal II de la Municipalidad de Guatemala presentó un cuadro comparativo entre lo que se pagaría en Guatemala y otras ciudades latinoamericanas (Medellín, Guayaquil, La Paz, Ecatepec y Ciudad de México), resaltando que la tarifa local es una «tarifa bastante competitiva».

«En Medellín, Colombia, ellos cobran US$0,70 a todo el sistema de transporte (Metrocable), que equivale a unos Q5,46«, ejemplificó. Agregó que si bien la tarifa de Guatemala puede parecer más cara, se debe a que no hay inversión por parte del Estado y municipalidades, a diferencia de los sistemas en México, Colombia o Bolivia.

«Ahí, el gobierno hizo la inversión en sus inicios o financió la construcción u operación. En el caso de La Paz, Bolivia, desde un inicio hubo un subsidio a la electricidad, lo que hace que las tarifas sean más económicas», señaló Alessandra Gallio.

Por su parte, Henry Castañeda, recordó que existe una relación entre la tarifa y los kilómetros recorridos, algo que se debe tomar en cuenta. «La tarifa por kilómetro, al menos para Medellín o Guayaquil, es de US$0,18. En el Eje II (del Aerometro en Guatemala) será de US$0,11; en la Fase II de US$0,24 y en promedio, es de US$0,15», explicó el experto.

Por su parte, el CEO de Doppelmayr México comentó que se habla de que «el Aerometro es caro», sin embargo, consideró que se le está comparando con sistemas de otros países cuyas inversiones iniciales son públicas y en algunos casos la tarifa está subsidiada.

Asimismo, recordando las palabras del diputado de Movimiento Semilla, hizo un llamado a los congresistas guatemaltecos para que «inviertan en transporte público» y subsidien los costos. «Así, la población de escasos recursos pueda usar el Aerometro sin afectar sus bolsillos».

Según el diputado Román Castellanos, es la Municipalidad de Guatemala quien debería buscar «los mecanismos y las soluciones integrales» para que los vecinos de la Ciudad de Guatemala puedan tener un transporte más accesible, barato y que garantice la calidad de vida.

Paradigma y realidad #4 – ¿Es el sistema de transporte adecuado para la Calzada Roosevelt?

La concejal Alessandra Gallio recordó que no se optó por un metro en la Calzada Roosevelt, ya que no había una demanda de 30.000 pasajeros por hora a lo largo de la ruta. «Tampoco se cuenta con los recursos, entre US$70 y US$100 millones (BID) por kilómetro para echar a andar un proyecto de ese calibre. Encontramos una solución alterna (Aerometro), que hoy sí es masivo», dijo.

Según la Municipalidad de Guatemala, será el primer teleférico urbano de mayor capacidad que se haya construido en el mundo y que puede ser la solución para los vecinos de ambos municipios.

Caso contrario, y mostrando un total desacuerdo al proyecto en la Calzada Roosevelt, el diputado Román Castellanos, consideró que con el Aerometro solo se «privatiza un servicio público y esencial que debería prestar la Muniguate« o que se debería brindar más barato.

Asimismo, cuestionó que se haya decidido esta ruta para construir un Aerometro, cuando se pudo elegir priorizar la conectividad de zonas vulnerables, áreas marginales o asentamientos. Agregó que se pudo usar este tipo de transporte para conectar la ruta de Plaza Berlín con Boca del Monte (aldea del municipio de Villa Canales) o conectar lo más de 400 asentamientos que hay en la ciudad.

«Está (el Aerometro) sobre una ruta que es plana y recta y que no responde necesariamente a la conexión de zonas de alto riesgo o asentamientos urbanos pobres para que puedan sentirse parte de la ciudad. Mi cuestionamiento no es una oposición sistemática al modelo del Aerometro. Cuestiono que sea en un área en donde podría funcionar mejor otro medio de transporte, como el Transmetro», expresó.

Realidad política

Para el diputado Enrique Montano, gran parte de lo que dijo el diputado del Movimiento Semilla durante el foro virtual, tiene un giro político y el partido al que representa está «en contra del desarrollo». «Están en contra de ideas nuevas y futuristas», enfatizó.

Indicó que diferentes iniciativas de reactivación económica aprobadas en el Congreso tuvieron poco apoyo (en votos) del Movimiento Semilla porque «simplemente están en contra de progreso».

«Lo puedo entender, porque el hecho de que una economía salga adelante va en contra de los intereses de alguien de izquierda o centro-izquierda. Ellos quieren que la economía va a la deriva, y ellos aprovecharse de esa situación para salir adelante políticamente. Esa es la realidad«, comentó.

Agregó que, si bien el diputado Castellanos habló de una «privatización», no se puede privatizar algo que «no está» o no existe. Recordó que cuando inició el Transmetro, hace unos 15 años — momento en él era concejal municipal—, había antipatía por el proyecto y ahora pasa lo mismo con el Aerometro, aunque por razones políticas.

Argumentos populistas y retrógrados

«Hay partidos políticos que no quieren que esto salga adelante porque será un gran proyecto, como lo es el Transmetro. No quieren que se reelija el alcalde actual (Ricardo Quiñónez) o el partido político. Esa es la realidad del fondo. No es que el Aerometro no vaya a ayudar a las personas o que no sea socialmente responsable. No es eso«, dijo.

Para el diputado del partido Unionista, «caro es relativo», pero a nadie se le obliga a subirse al Aerometro. Según él, a la gente se le está dando una opción porque sigue habiendo Uber y taxis». «Caro es lo que tiene que pagar la población ahora en Uber, taxi o a un compañero para que lo lleve a su casa. Son más de Q10, eso es seguro», agregó al indicar que los políticamente quieren decir que es un «desastre».

En conclusión, para el congresista Montano, el Aerometro es una «oportunidad de oro» y será «un parteaguas» para la Ciudad de Guatemala.

«No tengo que convencer a nadie de que el proyecto es bueno. Los argumentos en Colombia, México y de la concejal Gallio, van mucho más allá que los argumentos populistas y retrógrados del diputado Román Castellanos«, concluyó el legislador del partido Unionista.

Aquí puede ver completo el Foro Virtual «Aerometro de la Ciudad de Guatemala»:

No está de más leer:

Criptomonedas en transacciones inmobiliarias: ¿Una realidad a corto o medio plazo?

La inversión global en ‘real estate’ alcanzó los US$1,3 mil millones en 2021

Los retrasos en los envíos convirtieron un producto de moda a los muebles usados

Temas relacionados