Proyectos comerciales, cada vez más sostenibles

Durante el Foro Desarrollo Inmobiliario Sostenible se abordaron prácticas que los proyectos comerciales están ejecutando en Guatemala.
comerciales
Plaza Telares en Antigua Guatemala es uno de los proyectos sostenibles de Navitta. Fotografía: @plazatelares.

Los centros comerciales están cambiando la manera como se relacionan con sus grupos de interés. Aunque en el pasado su formato no estaba relacionado con expectativas ambientales, las nuevas tendencias y realidades, han llevado a crear espacios para las sociedades de manera sostenible.

En perspectiva. Los proyectos inmobiliarios generan un cambio en la calidad de vida de las personas. Los centros comerciales conscientes de su impacto en las comunidades están apostando por una mejor gestión medioambiental.

  • Expertos se reunieron en el Foro Desarrollo Inmobiliario Sostenible realizado por la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios de Guatemala (ADIG) para abordar las prácticas que los proyectos comerciales están ejecutando en Guatemala.
  • “Es un reto cambiar el chip de las personas. Desde las constructoras, subcontratistas, proveedores, y explicarles por qué se benefician ellos en estar en un proyecto que cumpla con el desarrollo sostenible, pero es posible”, aseguró Juan Carlos Pelaez, project manager en Navitta.
  • Los centros que cumplen con estas características aumentan un 6-7% su rendimiento con respecto a otros.

 

En el radar. Lo anterior se alinea a una tendencia que indica que hay un aumento progresivo de consumidores a quienes les interesa conocer la gestión de las empresas en materia ambiental y social. Existen tres ejes centrales que abordan los proyectos: agua, energía y ventilación.

  • Un ejemplo es Paseo Andaria, que filtra el 100% del agua pluvial a través de sus canales y pozos de infiltración, para generar una recarga eléctrica.
  • Además, genera más del 95% de la energía eléctrica a base de paneles solares instalados en el techo. De esta forma cubren la demanda completa del centro comercial.
  • En Oakland Place, la ventilación se da por medio de su estructura de manera directa y cruzada. Además, implementan más de 3 000 metros cuadrados en área libre, con 80 árboles y 25 diferentes tipos de vegetación.

 

Entre líneas. Un centro comercial es sustentable cuando tiene la capacidad de asegurar su continuidad y posicionamiento a largo plazo, además de contribuir al progreso, presente y futuro, de las comunidades. Por eso, en Guatemala diversos proyectos comerciales que se ubican en el interior del país.

Suscríbete a

  • “A nivel nacional vemos potencial y la necesidad de tener desarrollos comerciales. Parte de la estrategia es hacerlos sostenibles, sin importar dónde se decida llevar a cabo el proyecto”, dijo Pelaez.
  • Pradera Bistro, en Chiquimula, de CMI Corporación Multi Inversiones, es el primer proyecto fuera de la capital con una certificación EDGE. Sus estrategias le permitieron ahorrar un 34% de energía, redujo en un 61% el consumo del agua, y logró una eficiencia del 86% en el uso de materiales de construcción.
  • “Es un reto llevar la cultura al interior. La clave es que nuestros socios noten el ahorro en consumos de agua y energía, siendo un beneficio para sus clientes”, comentó Glenda López, gerente Asuntos Corporativos y Sostenibilidad UEN Desarrollo Inmobiliario UEN Finanzas, CMI Capital.

 

Visto y no visto. A su vez, las empresas con prácticas sostenibles destacan por la atracción y retención de talentos. Esto suma también a un creciente interés de algunos inversionistas y marcas que desean ser parte de los proyectos.

  • Para Pelaez, la sostenibilidad y lo comercial “no pelean”. Inclusive presentar proyectos con certificaciones como LEED y EDGE llaman al entusiasmo de las marcas que desean ser parte del proyecto.
  • “Muchas veces los socios comerciales están enfocados en hacer desarrollos sostenibles. Por eso, vemos beneficios de presentar este tipo de proyectos”, mencionó.
  • No tener una inyección mecánica de aire en los locales, ha permitido que no incurran a gastos extras como aire acondicionado. La práctica del intercambio de aires genera un beneficio económico a los clientes internos y externos, se genera en su cotidianidad.

 

Balance. Los comerciales son proyectos inmobiliarios que cambian culturas, se adaptan, concientizan y crean comunidades. En consecuencia, están buscando una solución para ser más sostenibles, a través de mejora de la producción energética, agua, reducción de emisiones CO₂ y accesibilidad de logística.

 

También te puede interesar leer:

«Hogar, dulce hogar»: realidades y contexto de la vivienda accesible en CA

Sector inmobiliario comercial enfrenta déficit en cumplir criterios ESG

Repensar las ciudades del futuro con cemento verde

Temas relacionados