¿Qué es una vivienda sostenible y cuáles son sus características?

En este tipo de viviendas se cuidan todos los detalles del proceso de construcción, por ejemplo, utilizando materiales sostenibles.
Su objetivo reducir el consumo energético aprovechando los recursos del entorno y fomentando el reciclaje. Foto: Artur Voznenko/Unsplash

La sostenibilidad es fundamental en el sector de la vivienda, debido a la alta demanda del mercado. Una vivienda sostenible es aquella que intenta minimizar al máximo el impacto de su construcción sobre el medioambiente y que tiene como objetivo reducir el consumo energético.

En este tipo de viviendas se cuidan todos los detalles del proceso de construcción, por ejemplo, utilizando materiales sostenibles.

Para que un inmueble sea considerado sostenible, debe cumplir una serie de requisitos:

— Los materiales de construcción deben ser materias primas ecológicas que sean aislantes como la piedra o el corcho.

Suscríbete a

— Debe haber un buen sistema de ventilación.

— Estar presente la sostenibilidad y la eficiencia energética también en los electrodomésticos.

— La electricidad deberá ser abastecida por una iluminación de bajo consumo.

— Fuentes de energía renovables y limpias, ya sea con paneles solares o sistemas de calefacción eficientes.

Sobre este último punto, cabe destacar que los paneles solares son una buena inversión para este tipo de viviendas.

Estas características buscan ahorrar el máximo de energía posible y sacar el mayor rendimiento de la energía que la casa recibe.

Ventajas de una vivienda sostenible

Estas viviendas tienen varias destacables ventajas:

1. Eficiencia energética

Se construyen para que la energía que consuman se aproveche al máximo. La vivienda sostenible mantiene mucho mejor la temperatura interna debido a, entre otras cosas, los materiales de aislamiento.

Esto será útil sobre todo en invierno, ya que el calor de la calefacción no se escapará del inmueble y, por tanto, se ahorrará en energía.

2. Menos emisiones contaminantes

Tanto en el proceso de construcción, como en el mantenimiento de la vivienda, se gastarán menos combustibles fósiles. Debido a esto, se emitirán menos gases de efecto invernadero que causan el cambio climático.

3. Mayor valor de la vivienda y menos mantenimiento

La vivienda sostenible tiene menor coste de mantenimiento, ya que consume menos. Por otro lado, el hecho de que sea sostenible revalorizará la vivienda y tendrá más valor si deseas venderla o alquilarla.

¡No te vayas! No pierdas la oportunidad de leer:

7 pecados que impiden a una empresa inmobiliaria ser rentable

CDMX y Buenos Aires, las ciudades más caras para rentar en Latinoamérica

5 errores que debes evitar al comprar una casa

Temas relacionados