EE. UU.: tasas y precios altos no mermaron el ímpetu de latinos por tener vivienda

La tasa de la comunidad latina que compró un lugar para vivir aumentó un 51,2% frente al 45% de 2012.
vivienda
Fotografía con fines ilustrativos.

El número de propietarios de vivienda en EE. UU. aumentó significativamente en la última década: 10,5M más (siendo los latinos una parte importante). Con todo, el panorama residencial está bajo la sombra de tasas y precios elevados.

 

Es noticia. Aunado a lo antes mencionado, el stock de viviendas es algo con lo que los compradores deberán lidiar, sobre todo de marzo a junio. Pese a todo, la empresa Fannie Mae prevé un aumento en las transacciones de venta en comparación a 2023.

  • Por tercer mes consecutivo, en enero del presente año, los precios de las viviendas disminuyeron debido a los altos costos de endeudamiento, según el último índice de precios de viviendas S&P CoreLogic Case-Shiller.
  • Expertos aseguran que pese al incremento del 7% en las tasas hipotecarias, estas deberían disminuir.
  • “Definitivamente, esperamos un mejor mercado inmobiliario en 2024, cuando las tasas de interés comiencen a estabilizarse alrededor del 6% o incluso menos”, comenta Kuba Jewgieniew, director ejecutivo de Realty ONE Group.

 

Datos. La previsión del inventario de viviendas para 2024 se mantiene cerca de los mínimos históricos (especialmente la oferta de nivel básico) y con precios altos. La demanda sigue siendo mayor a la oferta.

  • “No espero ver un aumento significativo en la oferta de viviendas existentes en venta hasta que las tasas hipotecarias vuelvan bajen del 5%; probablemente no pase en 2024”, dice a Forbes Rick Sharga, fundador y director ejecutivo de CJ Patrick Company.
  • El inventario tiene señales de ceder a medida que compradores y vendedores impacientes aceptan la realidad de que las tasas oscilan entre el 6% y el 7%.
  • Actualmente, existe un aumento de 5,9%. Había 1,07M de viviendas sin vender a finales de febrero. No obstante, con el ritmo actual las predicciones detallan que solo quedan 2,9 meses de inventario.

 

El papel de los latinos

En el radar. Un informe de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios de EE. UU. (NAR, en inglés) revela que la tasa de propiedad de vivienda entre los hispanos alcanzó un récord en 2022, en comparación con los últimos 10 años.

Suscríbete a

  • La tasa de la comunidad latina que compró un lugar para vivir aumentó un 51,2% frente al 45% de 2012. Todo a pesar de los aumentos en las tasas de interés.
  • “En cuanto a las personas originarias de Latinoamérica, el crecimiento fue de 3,2M hogares”, detallan.

 

Visto y no visto. Sin embargo, los compradores de vivienda latinos enfrentan obstáculos para obtener el dinero para comprar una vivienda. “La tasa de denegación de solicitud de hipotecas en hispanos es de 22%”, según datos de Home Mortgage Disclosure Act.

  • Entre los créditos otorgados en 2022, el 21% (correspondiente a latinos) tenían tasas superiores al 6%.
  • También detalló que las tasas para la comunidad afroamericana y latinos se ubicaron en aproximadamente 4,9%, en comparación con el 4,8% para los blancos y el 4,6% para los asiáticos.
  • Nueva York registra un 37% de propietarios latinos y asiáticos que gasta más del 30% de sus ingresos en la vivienda, lo que indica un desafío considerable.

 

Desafíos

Entre líneas. El 15 de marzo la NAR llegó a un acuerdo de US$418M, tras un veredicto que favorecía a los vendedores de viviendas en una demanda colectiva —continúa sujeto a aprobación del tribunal—. Esto tendría cambios en el modelo-compra vigente.

  • El acuerdo promueve nuevas reglas: prohibición de ofertas de compensación para corredores en servicios de listados múltiples (MLS), base de datos privadas para que corredores comprar información sobre residencias, ya no tendrán que pagar comisiones a corredores compradores, entre otros.
  • Esto afectará en los costos asociados con la compra y venta de una casa. Siendo lo principal el cambió en la disociación de la comisión del vendedor y del comprador en la MLS.
  • “En el corto plazo, esto perjudicará absolutamente a los compradores, especialmente a los compradores de la FHA y el VA”, explica la agente de bienes raíces Rita Gibbs a Forbes.

 

Más datos. En febrero la venta de viviendas incrementó un 9,5% respecto al mes anterior, según la NAR. En una comparación interanual, las ventas cayeron un 3,3%; esto se atribuye a un aumento en el inventario.

  • Mientras que, los precios de las viviendas existentes continúan aumentando a niveles sin precedentes, alcanzando los US$384,500. Sería el octavo mes consecutivo de aumentos anuales de precios.
  • Las ventas de casas unifamiliares de nueva construcción disminuyeron un 0,3% nominal en comparación con enero.
  • El precio medio de una vivienda nueva en febrero fue de US$400.500, un 7,6% menos que hace un año.

 

También te puede interesar leer:

Nearshoring: la posibilidad de atraer IED desatendida en México

Las urbes más caras para rentar una vivienda media en Latinoamérica

Canadá: créditos hipotecarios en 2023 suben más del 50%

Temas relacionados