El tiempo nos hace perder la noción del mismo. Entre los días de rutina entre el trabajo y las cosas de la casa, pasamos de cambiar pañales a hacer loncheras y luego a supervisar tareas. De llevarlos llorando a clases de natación a acompañarlos triunfantes a sus torneos de futbol. De ir los sábados con ellos a piñatas, a dejarlos en playdates en los que no estamos invitados. Y cuando menos sentimos, las fiestas de día se vuelven de noche, y debemos aguantar sueño esperando a que regresen bien a casa en el carro de un amigo, quien después se vuelve en el novio. Cuando menos sentimos estamos casando a nuestra hija, y su hermano viene atrás.

Y el tiempo pasa inclemente, y las casas llenas de ruido y agendas apretadas, se vuelven casas silenciosas y el tiempo que siempre quisimos tener, de un día al otro, lo tenemos frente. ¿Pero y ahora que hacemos con nuestras vidas? La casa nos queda grande, ya tiene demasiadas gradas que subir y bajar, y los hijos viven lejos. ¿Qué hacemos para estar cerca de los nietos, pero mantener nuestra independencia y ser prudentes? Cada vez, somos menos tolerantes al tráfico, nos cansamos más que antes, y dejamos un mandado para cada día.

Todo esto conlleva emociones, por lo que tomar una decisión no es fácil, pero según fuentes de psicólogos expertos, lo saludable es vivir cada etapa, y soltar las etapas anteriores. Ahora estamos en un nido vacío, y debemos aprender a disfrutarlo.

Proyectos para personas de la tercera edad

Cada día se están desarrollando más proyectos pensando en las personas de la tercera edad. Comprar una vivienda es una decisión importante y personal, por lo que hay varios factores a considerar. Primero debes contestarte una lista de preguntas que detallo a continuación:

Suscríbete a

a. ¿Prefieres retirarte en una zona urbana, suburbana o rural? Un tip es considerar el clima y la proximidad a servicios médicos, actividades de ocio y la cercanía a familiares y amigos.

b. ¿Tamaño de la casa? Un consejo es no tomar una decisión basada en que te quepa el trinchante de la sala, más bien, basarte en si alguien más vivirá contigo, o tus nietos llegarán a quedarse. O bien, si tendrás visitas los fines de semana. Seguro necesitarás áreas sociales más amplias, o bien amenidades es el edificio.

c. ¿Cuál es tu presupuesto? Posiblemente, ya no estés pensando en un crédito, más bien en el ahorro que tienes o en lo que te darán por vender tu casa. Un tip es considerar el costo de mantenimiento, valor del IUSI y valor de los servicios, ya que suelen subir por zonas.

d. ¿Qué estilo de vida quieres? Un tip es reflexionar como te gustaría pasar tu tiempo en la jubilación: si disfrutas del jardín y el campo, o si prefieres estar cerca de actividades culturales o recreativas.

e. ¿Qué tan seguro es? Un tip en nuestro país es buscar vivir siempre en casa en condominio o ya sea en edificios.

Una vez tengas las respuestas anteriores, considera trabajar con un agente inmobiliario, quien tendrá opciones como:

1. Apartamentos en edificios ubicados en zonas céntricas

La ventaja principal de vivir en un apartamento es la seguridad del mismo, además tanto los vecinos como el policía de la entrada suelen estar atentos a los adultos mayores, sobre todo cuando viven solos.

Estos edificios, por estar construidos en áreas en donde se puede caminar con tranquilidad, permiten a las personas tener independencia a largo plazo: ir por un café, ir al súper, ir al salón, sin tener que usar el carro.

Además, tiene amenidades como piscinas climatizas y gimnasios con caminadoras, bicicletas, etc., que le permite mantenerse activo sin salir de casa. Otra ventaja es que probablemente los hijos vivan o trabajen cerca de la zona, por lo que se suelen tener visitas los días entre semana.

2. Casas ubicadas en áreas retiradas

Estas casas suelen estar alejadas de la ciudad y del tráfico, y son parte de condóminos seguros, rodeados de árboles, y aire puro.

Hay casas de un nivel, sin gradas, las cuales son perfectas para el retiro. Tiene su jardín propio, y nos permite tener una vida más tranquila.

Además, las áreas verdes de esas suburbanas hacen atractivas las visitas a los nietos, quienes seguramente querrán pasar en la casa de los abuelos el fin de semana.

Hay que tomar en cuenta que, aunque si es necesario usar carro para ir al súper o hacer mandados, están cambiando la ubicación por una vida mucho más tranquila.

Tanto si eliges casas con jardín, o apartamentos en la ciudad, es importante saber que debemos deshacernos de los muebles antiguos, y vivir con los muebles necesarios, ya que las nuevas casas de habitación suelen ser más pequeñas de lo que solían ser años anteriores.

Por otro lado, en cualquiera de las opciones mencionadas se permiten las mascotas, que son perfectos compañeros de vida.

¡Felicidades por planear tu retiro!

Manola Flores – Gerente comercial Idea Central
Idea Central comenzó como inmobiliaria desde el año 1999. Luego de unos años se fue diversificando y a partir del año 2004 comenzó a desarrollar proyectos específicos para inversionistas. Actualmente, ha desarrollado más de 20 proyectos.

El contenido en la sección de Opinión es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la postura o la línea editorial del medio.

Temas relacionados

Suscríbete a nuestro newsletter

Síguenos en nuestras redes sociales

Reciente