edificio apartamentos brunelo

5 principales razonamientos para comprar una propiedad dentro de un edificio

A medida que más personas huyen del tráfico, se trasladan a la ciudad, las oportunidades de encontrar “casas con jardín” en el centro de zona 10, 13, 14 y 15 se vuelve una misión casi imposible.

Las opciones que hay son pocas, algunas muy antiguas que requieren una gran inversión de remodelación, o casas que requieren de un presupuesto excesivamente más alto del que suelen poder invertir los clientes. Para vivir en la ciudad, muchos deben optar por buscar opciones verticales:

Enumero algunos razonamientos que nos mencionan nuestros clientes al momento de tomar la decisión de comprar un inmueble dentro de un edificio:

1. “Estaría comprando aire”

Este sermón empezó desde nuestros abuelos, quienes no solo tenían la oportunidad de comprar casas con enormes jardines a media zona 10 sin tener que tener presupuestos altísimos. O bien podían movilizarse de las periferias a la ciudad sin tener que pasar de dos a tres horas en el tráfico.

Suscríbete a

Cuando las grandes ciudades del mundo empezaron a construir en vertical, el miedo a lo nuevo se convirtió en el sermón de aferrarse a la tierra. Sin embargo, al comprar un apartamento, el cliente se convierte en dueño de un título de acción. Eso lo hace copropietario de la tierra en donde está construido el edificio, y de las áreas comunes del mismo.

Muchas veces son amenidades como piscinas, canchas, salones sociales, business center, gimnasio, entra otras, que muy difícilmente podríamos tener en una propiedad individual.

El número de acciones es igual a la cantidad de apartamentos del edificio, por lo cual, si yo deseo vender mi apartamento, debo vender con la acción.

2. Me volvería socio de mi vecino

Muchas personas confunden el término “asociación de vecinos” con “sociedad”, lo cual legalmente son dos figuras totalmente diferentes.

Una asociación es una entidad no lucrativa, conformada por los propietarios del edificio, cuyo objetivo es proteger la propiedad que tienen en común, para lo cual se conforma una Junta Directiva, que se elige en la asamblea de vecinos. Se rigen mediante un código de conducta dictado por la administración, y un reglamento de copropiedad que deja inscrito el desarrollador en el Registro. En una asociación, los miembros no tienen ninguna vinculación legal con los vecinos.

3. Si hay un terremoto se cae el edificio

La mayoría de los edificios de hoy están construidos con una cimentación antisísmica tan robusta, que podría asegurar, que es más segura que una casa. Para poder construir en un edificio se debe pasar por filtros municipales minuciosos y exigentes antes y después de la entrega del mismo, entre ellos la aprobación de CONRED.

Además, por el presupuesto que se manejan en la construcción, se suele contratar a firmas de ingenieros y arquitectos con mucho prestigio y experiencia, que probablemente no podríamos contratar para hacer el cálculo estructural de nuestra vivienda.

4. Pagar el IUSI e impuestos de un apartamento nuevo

Al comprar un apartamento existe una ley fiscal que permite pagar únicamente el 70% del valor del apartamento de IVA, y el otro 30% en timbres.

El apartamento queda registrado únicamente por ese 70% del valor del inmueble, y sobre ese valor se paga el IUSI.

Muchos inversionistas compran apartamentos nuevos por el aprovechamiento del crédito fiscal, y a muchas personas individuales ese crédito fiscal también le es de gran ayuda. Lo importante es asesorarse previo a la compra del edificio para hacer el mejor uso de ese impuesto.

5. Si el edificio no tiene mantenimiento pierde su valor

Muy poco saben que los edificios cuentan con un reglamento de copropiedad, el cual inscribe el desarrollador en el Registro, que regula el pago del mantenimiento según la cantidad de metraje de cada vecino, las medidas a tomar cuando alguien incumple con sus pagos, el manejo de las mascotas, el uso del presupuesto para el mantenimiento preventivo de elevadores, pozos, fachadas, jardines, entre otros.

Si la administración y la junta directiva trabajan de la mano en hacer funcionar este reglamento, el edificio nunca debería de perder su valor.

Siempre les recomiendo a mis clientes que se involucren en las juntas directivas de sus edificios, que exijan a administración mensualmente reportes del manejo de presupuesto y que tomen medidas preventivas, que es mucho más barato que tomar medidas reactivas.

Manola Flores – Gerente comercial Idea Central
Idea Central comenzó como inmobiliaria desde el año 1999. Luego de unos años se fue diversificando y a partir del año 2004 comenzó a desarrollar proyectos específicos para inversionistas. Actualmente, ha desarrollado más de 20 proyectos.

El contenido en la sección de Opinión es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la postura o la línea editorial del medio.

Temas relacionados

Suscríbete a nuestro newsletter

Síguenos en nuestras redes sociales

Reciente