El mercado inmobiliario de lujo de la India se fortalece desafiando la tendencia global

Los indios adinerados que redujeron el gasto durante la pandemia están regresando al mercado inmobiliario del país con fuerza.

El mercado inmobiliario de la India está desafiando la corriente descendente que infligió las ventas y los precios de las viviendas en los EE. UU. y la mayor parte del mundo desarrollado.

Los indios adinerados que siguieron trabajando durante la pandemia, pero redujeron el gasto, están regresando con fuerza al mercado inmobiliario del país.

Están aumentando el volumen de ventas de casas nuevas, así como los precios, que se estancaron en los años previos a la pandemia.

Suscríbete a

En las principales ciudades

Las ventas de nuevas unidades residenciales en las principales ciudades de la India en 2022 están en camino de ser las más altas en al menos ocho años, según Knight Frank Research.

Los 11 grandes desarrolladores cotizados del país probablemente venderán casas por un valor de alrededor de US$8.000 millones en el año que finaliza el 31 de marzo, un 25 % más que el período anterior de 12 meses, estima Crisil Ratings Ltd., una unidad de S&P Global Inc.

“Los bienes raíces finalmente están saliendo de un ciclo a la baja de siete años”, dijo Manish Shah, director gerente de Godrej Capital Ltd., una compañía de préstamos.

«Vemos una clara oportunidad de ser una isla de relativa calma en un vecindario que de otro modo estaría enloquecido».

Impacto de las tasas de interés

El volumen de ventas de viviendas en EE. UU. se desplomó en gran parte porque las tasas de interés se dispararon este año, duplicando la tasa hipotecaria fija a 30 años a alrededor del 6,3 %.

Los compradores se desanimaron aún más por los precios que no bajaron mucho de sus máximos históricos.

La tasa hipotecaria de referencia de India está en el rango de 8,7 % a 9,7 %. Es más alto de lo que era hace un año.

Pero los compradores de viviendas indios no se ven  tan afectados como los de EE. UU. porque la tasa en India no aumentaron tanto en términos porcentuales.

Las tasas hipotecarias indias estaban en el rango de 6,5 % a 7,5 % hasta este año.

El Banco de la Reserva de la India no aumentó las tasas de interés tanto como lo hizo la Reserva Federal en los EE. UU. para evitar que la inflación aumente y que su moneda pierda valor frente a otras monedas como el dólar.

Gurgaon es el hogar de empresas como Google de Alphabet. Foto: Agencia de Noticias Xinhua, Getty Images

La demanda de los consumidores

La demanda de viviendas nuevas en la India proviene de ejecutivos de nuevas empresas, empresas de subcontratación y tecnología, empresas de servicios financieros, farmacéuticas y otras.

Estas empresas florecieron durante la pandemia, mientras que trabajar desde casa convenció a muchos de pasar de arrendatarios a propietarios.

Ciudades como Mumbai, Delhi, Gurgaon, Bengaluru y Hyderabad, sede de empresas como JPMorgan Chase & Co., Meta Platforms Inc. y Alphabet Inc., vieron la mayoría de las ventas de viviendas y la construcción de viviendas nuevas.

Nishant Singal, un banquero de 38 años que vive con sus padres, su esposa y sus dos hijos, compró un apartamento de cuatro dormitorios en Gurgaon a principios de este año para mejorar su apartamento más pequeño.

«Durante la pandemia (…) estábamos un poco apretados por el espacio», dijo.

El apartamento de Singal es parte de un complejo cerrado con torres de gran altura cuyos vestíbulos siguen el modelo de los vestíbulos de hoteles de lujo.

El complejo incluye una piscina, una cancha de tenis, casa club, restaurantes y un salón. «Todo el jingbang está aquí», dijo.

Negocio en auge

Para los desarrolladores que atienden a compradores con movilidad ascendente, el negocio está en auge.

«Hemos tenido las ventas más altas de la historia como empresa», dijo Irfan Razack, presidente de Prestige Group, un importante desarrollador en el sur de India.

Citó el ejemplo de Prestige Golfshire, una propiedad de 275 acres en Bangalore que comprende alrededor de 200 villas independientes, un lago privado, un campo de golf de 18 hoyos y un hotel JW Marriott.

Al igual que muchos desarrolladores, Prestige Group vio ventas lentas en este proyecto en los años previos a la pandemia.

«Después del covid-19, todo se vendió», dijo Razack. «En 2023, creo que veremos el mismo impulso».

En una explosión de construcción de casas nuevas a principios de la década de 2000, muchos desarrolladores lanzaron torres de gran altura y complejos cerrados que no se completaron. Foto: Harish Tyagi/Shutterstock

Urbanización

La construcción planificada de viviendas a gran escala por parte de desarrolladores privados es relativamente incipiente en India, donde la mayoría de los más de 1.300 millones de habitantes aún vive en aldeas.

A principios de la década de 2000, la rápida urbanización, una economía en crecimiento y una mayor disponibilidad de financiamiento llevaron a una explosión de la construcción de nuevas viviendas dentro y fuera de las principales ciudades.


Los desarrolladores lanzaron torres de gran altura y complejos cerrados con nombres como «Condado de Orange» y «Ciudad de los Deseos», que presumían de piscinas y clubes y prometían a los indios de clase media una forma de ascender en la vida.

Alrededor de cinco millones de apartamentos y villas se pusieron en marcha entre 2009 y 2019, según PropEquity, una empresa de investigación inmobiliaria.

Pero los retrasos en la obtención de autorizaciones gubernamentales y la mala gestión de los fondos por parte de los desarrolladores provocaron una grave escasez de efectivo y muchos desarrolladores no pudieron completar las viviendas prometidas.

Desde entonces, el gobierno introdujo regulaciones para monitorear la construcción de viviendas, lo que incitó a los compradores a regresar, aunque con cautela.

La cantidad de nuevas unidades de vivienda lanzadas este año en las ciudades más grandes del país todavía están un 40 % por debajo del pico de 2010, según Knight Frank.

De acuerdo con PropEquity, alrededor de 500.000 viviendas con un valor de US$43.000 millones tienen un retraso promedio de 6 años y medio.

Las tendencias demográficas son un buen augurio para la industria de la construcción de viviendas.

Para 2030, el 40 % de la población de la India vivirá en ciudades, frente al 32 % actual, dijo Renu Sud Karnad, director gerente de Housing Development Finance Corp. Ltd.

«Esto en sí mismo conducirá a una gran demanda de vivienda», dijo Karnad. «Por lo tanto, seguimos siendo extremadamente optimistas sobre el futuro del sector de la vivienda en los próximos años».

Con licencia de nuestro socio WSJ.
Este artículo lo tradujo del inglés Noris Argotte Soto para República Inmobiliaria.

También puedes leer estos artículos exclusivos de WSJ:

La conversión de centros comerciales cerrados sigue siendo una hazaña difícil

La escasez de viviendas refleja el bajo costo de mantener una tierra baldía

El aumento de las tasas de interés amenaza con exponer los valores inflados de los edificios de oficinas

Reciente